26 de febrero de 2021
11 de diciembre de 2014

El INAEM lanza la segunda edición del programa de apoyo a las artes escénicas PLATEA

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Montserrat Iglesias, anunció ayer, durante la reunión del Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música la puesta en marcha de la edición PLATEA 2015, con el que por segundo año consecutivo se pretende reactivar la circulación de espectáculos de artes escénicas en espacios de las entidades locales, según ha indicado este jueves el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en un comunicado.

PLATEA cuenta de nuevo en esta edición con el apoyo de la Federación Estatal de Municipios y Provincias (FEMP), con la que firmó el pasado 4 de diciembre un convenio de colaboración para su difusión y desarrollo.

El programa, que cuenta con una dotación para su segunda edición de cinco millones de euros, uno menos que en su puesta en marcha, se concentrará en los meses de actividad regular teatral de los espacios de las entidades locales: entre 1 de abril y el 30 de junio de 2015, y entre el 1 de septiembre y el 8 de diciembre de 2015.

Tal y como indicó ayer la directora general del INAEM, las principales novedades introducidas son, por un lado, que se permitirán hasta dos espacios escénicos por entidad local y solo uno de ellos deberá cumplir el aforo mínimo de 250 localidades.

El caché máximo de cada espectáculo dependerá del aforo del espacio escénico, de manera que con un aforo de hasta 300 localidades el caché máximo será de 6.000 euros; entre 300 y 500 será de 10.000 euros; entre 500 y 700 será de 15.000 euros y a partir de 700 localidades, o para los espectáculos que tengan lugar en la calle, no habrá un límite.

En caso de que la liquidación de taquilla a favor de las compañías, sumado a la aportación del INAEM en virtud del programa PLATEA, sea inferior al caché pactado, las entidades locales realizarán una aportación suplementaria hasta llegar al cien por cien del caché, por un importe máximo igual al 18 por ciento de dicho caché pactado.

El objetivo de esta medida es incrementar la corresponsabilidad de las entidades locales en publicidad, comunicación y desarrollo de públicos, asumiendo la mitad del riesgo que antes corrían las compañías.