5 de marzo de 2021
26 de enero de 2021

El Instituto Cervantes cerró 2019 con un beneficio de 11 millones de euros, un 57,3% más que el año anterior

El Instituto Cervantes cerró 2019 con un beneficio de 11 millones de euros, un 57,3% más que el año anterior
El director del Cervantes, Luis García Montero - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

   El Instituto Cervantes obtuvo en el año 2019 un resultado presupuestario de casi 11 millones de euros, lo que supone un incremento del 57,33% respecto al ejercicio anterior, tal y como reflejan las cuentas publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

   La institución ha atribuido este aumento gracias fundamentalmente a las pruebas de certificación (los diversos diplomas que administra) y a las matrículas de los cursos de español. En concreto, las pruebas de certificación han supuesto un incremento de ingresos del 47,37% con respecto a los ingresos percibidos en 2018.

   Los exámenes son los del Diploma oficial de Español DELE, las pruebas CCSE (conocimientos constitucionales y socioculturales de España) y SIELE (Servicio Internacional de Español como Lengua Extranjera).

   En cuanto a los cursos de español que ha impartido en 2019 tanto en sus centros como a través de Internet, los ingresos que el Instituto ha percibido por matrículas han crecido un 4,47% con respecto al ejercicio anterior.

   Entre los diferentes exámenes de certificación han destacado por su importancia económica las pruebas CCSE, que el Instituto Cervantes administra desde octubre de 2015 y que deben superar todos los aspirantes a la nacionalidad española por residencia en España o por su origen sefardí.

   En 2019 se han realizado diez convocatorias (una al mes, excepto en agosto y diciembre), que han supuesto unos ingresos de 11,14 millones de euros, a los que hay que restar los 3,2 millones que el Instituto liquidó a los centros de examen.

   Los ingresos propios que ha conseguido el Instituto Cervantes en 2019 por su actividad docente, certificadora y cultural han superado los 55,28 millones de euros, lo que equivale a una autofinanciación de más del 45%. El resto de los ingresos (un 54% del total) los ha obtenido a través de las transferencias de la Administración General del Estado.

   En cuanto a su plantilla, la institución contaba a 31 de diciembre de 2019 con un total de 938 empleados, de los que 219 trabajaban en la sede central de España (Madrid y Alcalá de Henares) y 719 lo hacían en los centros y Aulas Cervantes distribuidos por todo el mundo.

   LAS PÉRDIDAS DE 2020, AÚN SIN CUANTIFICAR

   En la memoria publicada en el BOE se concluye con un breve capítulo titulado 'Hechos posteriores al cierre' del ejercicio 2019, en referencia a la covid-19.

   En él menciona el obligado cierre de buena parte de la actividad presencial en todos los centros a lo largo de 2020, el trasvase de los cursos presenciales a cursos en línea y la reprogramación de la actividad cultural y bibliotecaria para ofrecer servicios y contenidos en red.

   Apunta que los ingresos por certificación son los que se han visto más afectados (se han cancelado algunas convocatorias) y que la actividad en algunos centros se va recuperando poco a poco la actividad presencial "con muchas limitaciones e incertidumbres", mientras que otros siguen afectados por los confinamientos en los respectivos países.

   "Esta situación supondrá en el ejercicio 2020 un descenso importante de los ingresos obtenidos por las actividades propias del organismo, sin que en este momento sea posible cuantificar el alcance del mismo", concluye el documento.

Para leer más