29 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

McKay recupera los testimonios del bombardeo de Dresde: "Recordar la Historia es sinónimo de conciliación"

McKay recupera los testimonios del bombardeo de Dresde: "Recordar la Historia es sinónimo de conciliación"
El historiador Sinclair McKay, autor de 'Dresde 1945. Fuego y osucridad' - LIAM BERGIN - ARCHIVO

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El historiador Sinclair McKay recupera las voces de testigos y supervivientes al bombardeo del bando de los aliados a la ciudad alemana de Dresde 75 años después de un ataque que se produjo en los últimos meses de régimen nazi y que aún perdura en la memoria de sus habitantes por la violencia utilizada.

"La población de Dresde es muy cuidadosa con el recuerdo y la memoria, porque se trata de la dignidad de 25.000 personas que murieron, y saben que ese recuerdo es un sinónimo de conciliación", ha señalado en una entrevista con Europa Press el historiador, quien además asegura que esta postura sirve para combatir a los populistas.

"Hay un pequeño grupo de personas que quieren secuestrar el recuerdo del bombardeo para promover su programa político, pero la población de Dresde ha dicho que eso no va a ocurrir. Y el recuerdo es también un campo de batalla", ha explicado el autor del libro 'Dresde 1945. Fuego y oscuridad' (Taurus).

El 13 de febrero de 1945, seis meses antes del fin de la II Guerra Mundial, la aviación británica atacó la ciudad alemana por la noche, generando un elevado número de muertes, grandes destrozos y un incendio gigante que todavía al día siguiente podía verse a kilómetros de Dresde. Cuando parte de la población superviviente decidió salir de sus refugios, al día siguiente, llegó una segunda oleada de la aviación estadounidense, que dejó una zona desolada.

Pese a reconocer que Dresde era un objetivo militar de los aliados desde hacía meses --era la quinta en una lista que manejaban los altos mandos británicos-- , McKay recuerda que se trataba de una ciudad "indefensa", puesto que los nazis habían trasladado gran parte de sus defensas al frente con Rusia.

La crudeza del ataque marcó un antes y un después en el conflicto, generando debates en el bando aliado sobre las consecuencias de emplear la violencia sin sentido --y también sirvió a los nazis para esparcir propaganda inflando aún más el ataque y las víctimas--. "Después de Dresde, Churchill estaba con angustia moral", ha señalado.

"Hay gente que piensa que no había justificación militar. Lo cierto es que sí, pero enviar a casi 790 bombarderos en una sola noche tiene algo de irracional. Los ingleses venían de un conflicto agotador y ya no eran racionales del todo, pero después del bombardeo se preguntaban '¿acaso somos bestias?'", ha apuntado.

McKay ha puesto como ejemplo el bombardeo de Guernica en España durante la Guerra Civil española como un "referente" que todavía estaba en la memoria de los contendientes. "Muchos políticos británicos y americanos habían dijeron en su momento que eso no podía ser la guerra del futuro", ha lamentado.

Todos estos condicionantes convirtieron a Dresde en "un símbolo del nihilismo", que cada año se recuerda en la ciudad con una cadena humana y un tañido de las campanas constante a lo largo de la noche. "Dresde fue una ciudad abierta y cosmopolita y eso es lo que ha vuelto a ser, después de sufrir una tormenta de fuego y la muerte de personas en terribles circunstancias", ha concluido.

Para leer más