29 de marzo de 2020
16 de noviembre de 2018

Teresa Berganza: "Yo no cantaría encima de un andamio ni me vestiría de cierta manera"

Teresa Berganza: "Yo no cantaría encima de un andamio ni me vestiría de cierta manera"
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La mezzosoprano Teresa Berganza (Madrid, 1935) ha expresado su disconformidad con algunos aspectos de la escenografía actual aseverando que ella "no permitiría a los directores de escena hacer lo que hacen ahora".

"Yo no cantaría encima de un andamio ni me vestiría de cierta manera", ha expresado para añadir que en alguna ocasión ha tenido "que poner al director de escena en su sitio". "Siempre he sido moderna pero con respeto para todos", ha expresado Berganza en rueda de prensa, este viernes 16 de noviembre, con motivo de la maratón de clases magistrales que la cantante está impartiendo en el Teatro de la Zarzuela.

Esta iniciativa se enmarca dentro del Proyecto Didáctico. Una semana de cátedra y consejos a 10 jóvenes cantantes que culminará el próximo lunes 19 de noviembre con una última sesión en el escenario del Teatro abierta al público y gratuita.

Berganza asegura que "le encanta estar con los jóvenes" para "entregarles todo lo que sabe". "He aprendido tanto que eso no me lo puedo llevar, se lo tengo que entregar a ellos", ha dicho para precisar que "no quiere ser la artista anciana que va contando sus historietas por ahí".

Para ella, el trabajo sin cesar y "el respeto por la música y los compositores" con las claves para prosperar en una carrera como la suya. "Tenemos que respetar la música del compositor, no podemos hacer lo que nos da la gana", ha dicho para señalar que "antes de ser cantante es músico".

Asimismo, ha animado a los jóvenes a "cruzar los Pirineos" como hizo ella -debutó en Aix-en-Provence, Francia, en 1957- para progresar como cantantes. "Tienen que irse a Alemania, Francia o Suiza. A Italia no, que están peor que nosotros", ha bromeado para añadir que "los españoles nunca han dado a lo suyo la importancia que se merece".

Otra de las cosas en las que ha incidido es en la "humildad" como motor de trabajo. Según ha expresado, Berganza "nunca creyó en sí misma" algo que "le ha ido de maravilla" para no conformarse y "siempre querer más".

"Lo aplausos, las reverencias, el teatro y los premios se acaban. Por eso hay que tener una vida interior y propia", ha aseverado. Además, ha hecho hincapié en que "la carrera del cantante es la de la soledad" además del hecho de tener que cuidar la voz constantemente.

Por su parte, el director del teatro, Daniel Bianco, ha destacado que la cantante "siempre ha contribuido a difundir el patrimonio español en todos los países a los que ha ido" y ha definido a Berganza como "un símbolo indispensable de la lírica" y "una referencia para todas las generaciones".

La cantante madrileña ha recibido numerosos premios como el Príncipe de Asturias de las Artes, el Nacional de la Música, la Legión de Honor Francesa, y la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes, el pasado 8 de noviembre aunque asegura que "su mayor premio ha sido "poder entregar una vida entera a la música".