27 de enero de 2021
25 de noviembre de 2020

Cristina Morales, sobre libertad de expresión: "Lo interesante es plantear si el atentado a Carrero Blanco fue legítimo"

Cristina Morales, sobre libertad de expresión: "Lo interesante es plantear si el atentado a Carrero Blanco fue legítimo"
La escritora Cristina Morales - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La escritora Cristina Morales ha reflexionado sobre los límites de la libertad de expresión y artística en España y ha usado como ejemplo a la tuitera Cassandra Vera, absuelta por el Tribunal Supremo de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, por el contenido de 12 mensajes publicados en Twitter relativos al atentado contra el almirante Luis Carrero Blanco.

"Tal vez, en el caso de Cassandra, lo interesante no era preguntarse si es legítimo condenarte a una pena de prisión por hacer un chiste sobre un fascista muerto. Tal vez lo interesante era plantearse si el atentado a Carrero Blanco fue legítimo (pregunta para la que yo ya tengo respuesta)", ha señalado en una entrevista con Europa Press la escritora, que participa en unas jornadas sobre libertad de creación.

La Fundación Gabeiras para el Derecho y la Cultura ha organizado varios encuentros con artistas para reflexionar sobre la libertad de creación y artística en España durante los días 25 a 27 de noviembre. Bajo el título 'Libertad, arte y cultura. Censura y censuras', las sedes de estas intervenciones serán el Círculo de Bellas Artes, el Museo Reina Sofía y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, en Madrid.

La Premio Nacional de Narrativa del año 2019, que interviene este mismo miércoles 25 de noviembre, ha reconocido que desde que se dedica profesionalmente a la literatura ha "padecido sistemáticos intentos de censura en las editoriales, en los periódicos y en los montajes escénicos" por los que ha pasado.

"La gestión de la censura es parte intrínseca de la tarea de una escritora. Los censores/patrones/pagadores lo llaman 'editing' o 'libro de estilo' u 'oportunidad política' o 'menos es más' o 'calidad literaria'", ha comentado Morales, quien ironiza sobre estas prácticas "censoras".

De hecho, la autora de 'Lectura fácil' ha explicado que rechaza también la "autocensura", ya que no va a "hacer el trabajo sucio a los patrones". "La lucha contra la autoridad también pasa por la lucha contra las ideas en las que se sustenta, no por la permisividad y la tolerancia hacia ellas", ha señalado.

"Hoy en día, tenemos la tolerancia democrática tan asimilada que, ante un caso así, la gente solo se pregunta a quien han podido ofender. Entendemos esa censura como algo necesario para la buena convivencia. Constituye un gran mecanismo de control social, no sólo de la libertad de las creadoras sino de toda la población", ha afirmado.

'LOLITA'

Defensora de obras como 'Lolita', de Nabokov --"la novela me mola que flipas y, las películas, también", ha asegurado--, la escritora considera que la libertad de expresión "se ha convertido en un concepto vacío, en un derecho que no es tal, en una de las pequeñas migajas que arroja el poder para tenernos contentos a la todos y a su vez legitimarse".

"La libertad de expresión que tenemos el derecho de ejercer debe entrar dentro de unos cauces, de unos límites. Lo que digas jamás debe de intentar subvertir de forma real y radical lo establecido, el orden, la moral dominante. 'Habla, pero no actúes'; 'Exprésate, pero con moderación'; 'Alza la voz, pero no molestes a los vecinos'. Estas frases son un buen resumen de cómo percibe la sociedad democrática la libertad de expresión", ha concluido.

Para leer más