23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 11 de abril de 2008

    Rafael Torres reivindica las figuras de Godoy y de José I en su último libro, '1808-1814. España contra España'

    Rafael Torres reivindica las figuras de Godoy y de José I en su último libro, '1808-1814. España contra España'
    EP

    MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El periodista y escritor Rafael Torres reivindica las figuras de Manuel Godoy, ministro y valido de Carlos IV, y de José I en su último libro, '1808-1814. España contra España' (La esfera de los libros), un volumen en el que el autor ha querido desmitificar algunos de los pasajes y episodios más conocidos de la Guerra de la Independencia como el hecho de que los sublevados del 2 de mayo fueron, en realidad, "chusma, gente del arrabal que vino pagada para hacer lo que hizo" o también la supuesta relación amorosa entre la Reina María Luisa y Manuel Godoy, según dijo hoy en la presentación de su libro.

    Torres recordó que España en aquellos tiempos "no existía, al haber perdido la oportunidad de constituirse como nación" y señaló que Godoy "intentó construir y unificar un país". "Su mayor interés era hacerlo bien", señaló. Así, entre otras cosas, Rafael Torres aludió a la "lealtad" que Godoy profesaba hacia sus soberanos y a la "amistad incondicional" que existía entre él y la Reina y que nunca llegó mayores. En su opinión "fueron los curas quienes echaron a rodar estas murmuraciones para desacreditarles".

    Asimismo, el autor (que recordó ser descendiente de Godoy) explicó que su antepasado se atrevió a abolir la fiesta de los toros, lo que le costó caro en Aranjuez, y también que quiso acabar con la Inquisición. "Casi lo consigue", señaló. Además indicó que, durante su mandato, "no se persiguió ni se condenó a nadie". "Fue un hombre de nobles sentimientos que siempre se rodeó de pintores, músicos o botánicos", apostilló.

    "EL MÁS PATRIOTA"

    Junto a Godoy y la Reina María Luisa, otra figura señalada de este volumen es la de José I, "que continuó con la labor de Godoy", declaró el escritor. Para él, el hermano de Napoleón "terminó siendo el más patriota de todos los españoles y pretendió, por todos los medios, sacar a España del marasmo y encontrar vías de conciliación".

    En este sentido, Torres se atrevió a asegurar que "si hubiera sido amado y respetado por los españoles, José I se habría puesto al frente de la resistencia armada contra su propio hermano".

    Por todas estas razones, este libro es, también, "una reivindicación apologética de los afrancesados" además de ser "una invitación" a leer lo que el autor considera "más veraz" de este pasaje de la Historia.

    USO NACIONALISTA DE LA GUERRA

    Para Torres la Guerra de 1808 fue "una guerra de todos contra todos, de bandos absurdos, intercambiables y, a menudo, equivocados en contra de lo que se ha vendido hasta ahora". Fue para él "el primer enfrentamiento entre españoles en clave ideológica". "De un lado estaban la libertad, la ciudadanía y el progreso y de otro el sistema de castas y la preeminencia de la Iglesia", dijo. "Las atrocidades fueron el diálogo siniestro entre un bando y otro y al pueblo se le engañó", agregó.

    En su opinión, la Guerra de la Independencia "ha sido utilizada tanto por el nacionalismo español de derechas como de izquierdas, otorgando al pueblo un protagonismo que nunca tuvo". A este respecto, Rafael Torres manifestó que "las pocas cosas que se han hecho para darle rango de nación a España han provenido de la Ilustración y el republicanismo porque la derecha nunca ha necesitado nada de esto, ya tiene su dinero", afirmó.

    Preguntado por los numerosos actos programados con motivo del Bicentenario del 2 de Mayo, el autor calificó de "lamentable" "tanto fasto". "Lo peor de la mitificación histórica no es que se dé una visión sesgada de la misma sino que se carga la propia Historia. Ahora sí que sería el momento de divulgar la Historia que nos concierne a todos", matizó.