23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • Martes, 21 de Mayo
  • 24 de septiembre de 2008

    Los diseñadores emergentes tendrán un edificio permanente para sus colecciones en el 22@ de Barcelona en 2010

    BARCELONA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Los jóvenes diseñadores emergentes de Catalunya tendrán un edificio permanente con maquinarias, salas de trabajo y espacios para sus colecciones en la zona del 22@ de Barcelona, previsiblemente en 2010. Este vivero de empresas de moda está impulsado por la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa en el marco del 'Projecte Bressol' ('Proyecto Cuna').

    El secretario de Comercio y Turismo de la Generalitat, Emili Valdero, y el gerente del proyecto Bressol, Jordi Puig, hicieron hoy balance de la primera edición de esta iniciativa, en la que diez jóvenes creadores han recibido cursos de formación y han presentado sus colecciones en los salones del Bread&Butter, el 080 Barcelona Fashion y el Showroom Bressol, que finalizó hoy. En octubre dispondrán de un nuevo espacio temporal en el 22@.

    Fruto de la presencia de los tres primeros salones, los diseñadores han logrado más de 80 contactos, sobre todo a nivel nacional. Además de estos diez primeros diseñadores, hay cinco jóvenes formándose en el extranjero que finalizarán este año sus becas y podrán beneficiarse de los espacios financiados por el proyecto Bressol.

    El futuro edificio que será sede permanente del proyecto Bressol se ubicará en la antigua fábrica de hielo 'La Sibèria' y constará de 4.000 metros cuadrados. Todavía no hay presupuesto económico porque queda por cerrar la operación con el Ayuntamiento de Barcelona, así como el proyecto técnico.

    El conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, ya anunció en la clausura del 080 que su departamento preparaba con el Ayuntamiento de Barcelona la creación de un espacio de moda permanente, pionero en el sector.

    Valdero y Puig destacaron hoy que, de esta manera, se consolidará el apoyo al "talento" y la "creatividad" de los diseñadores emergentes en un momento de "dificultad" económica. Indicaron que es un proyecto a medio plazo que está teniendo sus primeros frutos y reconocieron que, más allá de la promoción y la participación en salones, "la comercialización es el caballo de batalla".

    Preguntados sobre si han bajado precios para ser más competitivos, Puig remarcó que no hay "promociones ni bajadas de precios, pero puede haber algún ajuste". "No puedes estar al mismo nivel que las marcas consolidadas", agregó.

    El proyecto Bressol es una plataforma de apoyo a diseñadores emergentes que se centra en los ámbitos de formación, asesoramiento, espacios y recursos. Cuenta con un presupuesto de 500.000 euros y se enmarca en el Plan de dinamización de la Moda 2007-2010.

    El showroom Bressol, finalizado hoy en la Casa Capell de Barcelona, es el inicio de la campaña comercial de estos nuevos diseñadores, después de que fueran escogidos a través del Premio Catalunya de Diseñadores Emergentes 2007, que ofrecía a los galardonados una plataforma de asesoramiento y formación creativa, profesional y empresarial durante tres años. En el showroom, cada diseñador contó con un espacio de trabajo individual de unos 10 metros cuadrados en el que exponer su colección, recibir a los clientes y hacer pedidos.