16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • Domingo, 14 de Julio
  • Viernes, 12 de Julio
  • 19 de junio de 2019

    Alba Molina cierra su trilogía de homenaje a Lole y Manuel: "Mis padres hicieron canciones para siempre"

    • Alba Molina cierra su trilogía de homenaje a Lole y Manuel: "Mis padres hicieron canciones para siempre"
    JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

    MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

    Alba Molina (Sevilla, 1978) cierra la trilogía dedicada a sus padres con Para Lole y Manuel (Universal Music, 2019), un CD + DVD grabado en directo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla junto a su inseparable Joselito Acedo.

    "Merece la pena tenerlo porque es el más calentito de los tres", apunta risueña a Europa Press la sevillana, quien añade: "Yo no estaba pensando que estuviera grabándose, me meto en el escenario y disfruto de ello. Pero quiero pensar que el resultado es muy acertado".

    Alba interpreta el repertorio que le ha acompañado durante toda su vida y en los últimos años de su carrera profesional con dos novedades: Que nadie vaya a llorar y La mariposa, pieza mítica esta última de la pareja que cuenta para la ocasión con la colaboración de la propia Lole Montoya.

    "Tuve la osadía de invitar a mi madre a cantar", señala entre risas, aclarando después que la grabación no es del Lope de Vega, sino del festival La Mar de Músicas de Cartagena: "Decidimos meterlo porque me parece que sonaba muy bonito y muy emotivo".

    Ahora que cierra la trilogía, reflexiona Alba sobre sus sensaciones y plantea que no creo que haya sido "reconciliadora", ya que en realidad no tiene nada que perdonarse con nadie: "Yo diría cicatrizadora más bien, aunque sin curar, porque en realidad no me ha curado. Yo lloro a mi padre cada día como si hubiera muerto hoy".

    Sí que admite, en cualquier caso, que cantar estas canciones de Lole y Manuel -su padre falleció en 2015 a los 66 años- tiene una "connotación bastante emotiva", por lo que de alguna manera le ha ayudado a sentirse "más cerca de él".

    MANTENER VIVO EL LEGADO

    Con la intención de honrar y mantener vivo el legado de sus padres se embarcó Alba hace casi un lustro en este proyecto, que al principio le daba "muchísimo miedo". "Es que si no le tienes respeto a esto, ¿a qué se lo tienes? Son canciones blancas, muy puras y espirituales. Todavía tengo que sacar valor para cantarlas", explica.

    Pero se muestra satisfecha con el resultado de estos tres discos, que dejan para la posteridad su visión de estas composiciones, concebidas desde su nacimiento "a la medida de la voz de ella o del corazón de él". "Y no creo que nadie encaje ahí. Mis padres hicieron canciones para siempre", apostilla.

    Confiesa, eso sí, que los miedos iniciales se disiparon pronto al sentir la "empatía" del público, que supo entender la ambición y la emoción del proyecto, hasta darle el "puntito" de sentirse "muy querida" cada vez que ha salido al escenario.

    FUERA DE ESPAÑA

    Esa respuesta se ha dado también fuera de España, pues Alba ha cantado las canciones de sus padres por toda Europa y América durante los últimos años -sus próximos recitales serán, de hecho, en Rabat el 25 de junio y en Moscú el 2 de julio-.

    "Fuera es diferente, aunque te encuentras españoles por todo el mundo", bromea, para luego adquirir un tono más solemne: "La sensación es bonita. Fuera son bastante aficionados, saben guardar silencio, aplaudir en su momento y decir olé cuando toca, que también es importante. Ya se sabe que fuera hay mucho reconocimiento del flamenco y aquí somos un poco más reticentes".

    A pesar del buen sabor de boca artístico y personal que le deja esta etapa, asegura Alba que no va a "ser cantaora de flamenco nunca", pues para eso "hay que ser como mínimo muy buena". Por eso apunta que ella es "gitana y flamenca" y puede cantar porque va "en el disco duro".

    Y añade: "Se nota que vengo de ahí pero no tengo esa obsesión de tener que estar cantando flamenco porque soy hija de Lole. Canto flamenco ocasionalmente y no sé qué pasará en el futuro. Ahora estoy grabando un proyecto con Emilio Aragón y Josemi Carmona con letras de Federico García Lorca y música de Emilio. No sé cuando saldrá pero estamos en ello y la verdad es que promete mucho, con un punto más clásico y diferente a todo lo que he hecho".

    Confiesa en este punto que no se le han quitado las ganas de volver a acercarse al pop como en su etapa con Las Niñas durante la pasada década: "Simplemente vas pasando por etapas vitales y creativas. A mí me gustan Las Niñas mucho, me encantaría hacer otra cosa con ellas, aunque no sé si nos podríamos llamar igual ahora".

    "Soy inquieta y me gusta hacer de todo siempre y cuando me guste", prosigue, para luego remarcar que Las Niñas fue y es "un referente bastante importante", pionero a su manera de artistas tan populares en la actualidad como Rosalía, pues "se escuchan muchas cosas ahora con ese sonido".

    Contador

    Lo más leído en Cultura