18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • Viernes, 16 de Agosto
  • Miércoles, 14 de Agosto
  • 13 de mayo de 2014

    David Cameron condena que los cantantes de Take That evadieran impuestos

    David Cameron condena que los cantantes de Take That evadieran impuestos
    GETTY

    LONDRES, 13 May. (Reuters/EP) -

    El primer ministro británico, David Cameron, ha criticado la trama para evadir impuestos empleada por unas de las mayores estrellas del pop del país, pero rechazó las peticiones para retirar los honores de Estado a Gary Barlow.

    Barlow, otros dos miembros de su grupo Take That y su representante podrían tener que pagar más de 9 millones de libras (más de 11 millones de euros) al Estado después de que un juez hallase que un plan de inversiones que empleaban estaba destinado principalmente a evadir impuestos.

    La evasión de impuestos por parte de otros famosos y empresas como Starbucks y Amazon han enfadado a los ciudadanos británicos, y los políticos fueron rápidos en criticar a Barlow. Dos parlamentarios sugirieron que el cantante debería devolver su "Orden del Imperio Británico" (OBE, por sus siglas en inglés), una medalla que recibió por su labor benéfica.

    Cameron dijo a ITV: "Estoy en contra de estos planes agresivos de evasión de impuestos (...) Esto claro que este esquema era equivocado". Pero dijo que no apoyaría obligar a Barlow, quien públicamente apoyó al partido Conservador del primer ministro durante la campaña de las elecciones generales de 2010, a devolver su OBE.

    Los parlamentarios conservadores Charlie Elphicke y Margaret Hodge, una diputada del partido Laborista de la oposición, dijeron al periódico Times que era cuestionable si Barlow debería mantener el reconocimiento.

    Un portavoz de los miembros de la banda declinó realizar comentarios. Su representante, Jonathan Wild, quien invirtió en el mismo plan, no respondió a las peticiones de comentarios. Antes, representantes de los cuatro dijeron que habían pagado "impuestos significativos".

    Un juez dijo en un fallo que los miembros de docenas de sociedades no tenían derecho a utilizar las pérdidas en las que habían incurrido con inversiones en derechos musicales y de propiedad intelectual para compensar sus facturas de impuestos porque la intención primaria de las estructuras societarias era evadir impuestos en lugar de obtener beneficios.

    "PLAN DE EVASIÓN DE IMPUESTOS"

    "La conclusión subyacente y fundamental que hemos alcanzado es que la trama Icebreaker es, y era conocida y comprendida así por todos los implicados, un plan de evasión de impuestos", dijo el magistrado de Tribunal Colin Bishopp en su fallo. Sin embargo añadió que "esto no sugiere que cualquiera de las partes de los acuerdos fuese una farsa".

    Un portavoz de Icebreaker Management, que organizó muchas de las sociedades, dijo que estaba decepcionado por el fallo y que estaba considerando sus opciones, que los abogados dijeron podrían incluir una apelación.

    Barlow, que también ha sido juez en el programa de entretenimiento 'The X Factor', sus compañeros de grupo Mark Owen y Howard Donald, y su representante Wild, invirtieron alrededor de 5 millones de libras en una sociedad llamada Larkdale LLP, en 2010, según muestran los registros de la sociedad. No hay indicios de que los otros dos miembros de la banda, Robbie Williams y Jason Orange, estuviesen implicados.

    Los cuatro también pidieron otros 20,8 millones de libras para contribuir a la sociedad, parte de los cuales procedieron de Barclays Bank, mostraron los registros. El banco declinó realizar comentarios.

    Larkdale generó unas pérdidas de 25,2 millones de libras en 2010, que sus miembros podrían haber utilizados para compensar otros ingresos. Las pérdidas totales reclamadas por los socios - y rechazadas por el juez - fueron de 336 millones de libras, según el fallo.

    La entidad recaudadora de impuestos, HMRC, dijo que había en juego 120 millones de libras en pagos de impuestos, sugiriendo que las pérdidas de las que informó Larkdale podrían haber sido utilizadas para rebajar en 8,8 millones de libras las contribuciones fiscales de los implicados.