25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    González-Sinde insiste en "incentivar" la oferta legal en Internet frente a la piratería

    González-Sinde insiste en "incentivar" la oferta legal en Internet frente a la piratería
    EP

    MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, insistió este jueves en la necesidad de "incentivar" la oferta legal en Internet y puso el ejemplo de Francia quien "saca un paquete de ayudas para la digitalización y puesta a disposición de contenidos en línea de 750 millones de euros".

    "El contexto es muy cambiante y complejo y eso hace que esté muy presente en la agenda de los ministros de Cultura europeos. No tanto el limitar el acceso, sino poner más contenidos a disposición de los ciudadanos, fáciles, cómodos y accesibles", explicó la ministra de Cultura, tras el encuentro y la visita a la Biblioteca Nacional que ha realizado junto con el ministro de Cultura francés, Fréderic Mitterand. "Queremos ayudar a quienes generan contenidos culturales que puedan ofrecerlos en la red", agregó Gónzalez-Sinde.

    Preguntada por ley antipiratería aprobada en Francia, que pretende desconectar a los usuarios que descarguen contenidos sujetos a derechos de autor a través de redes P2P, González-Sinde afirmó que sigue "con mucho interés" la evolución de la ley, pero reconoció que es más partidaria del modelo propuesto por el Gobierno español.

    "Todos los países europeos estamos en esto y cada país va buscando su propuesta, pero me parece que para los ciudadanos es más favorable la propuesta española. Lo que hacemos es tratar de encontrar unas reglas del juego buenas para todos y eso es lo complicado", confesó la ministra de Cultura.

    Respecto a la digitalización iniciada por el país vecino, González-Sinde indicó que Francia "va por delante" sobre todo ahora que inician una digitalización masiva de fondos audiovisuales, cinematográficos y museísticos. "Es un plan muy ambicioso", reconoció la responsable de Cultura, aunque advirtió que en bibliotecas y archivos España está "mucho más adelantada".