17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • Miércoles, 14 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    Jorge Ilegal: "Se ha hecho imprescindible rebelarse"

    Jorge Ilegal: "Se ha hecho imprescindible rebelarse"
    JAVIER ROSA

    MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

    Ilegales están de vuelta con su undécimo disco de estudio en cuarenta años de batalla musical y vital. Lleva por título Rebelión y, según destaca a Europa Press su líder el vocalista y guitarrista Jorge Martínez 'Ilegal' (Avilés, 1955), llega en "un momento histórico de total desesperanza" que potencia su música.

    "Se han reventado todas las ilusiones de finales de los setenta y principios de los ochenta, cuando empezaron Ilegales. Entonces presionábamos para conseguir todas esas cosas que se iban a conseguir. Sanidad pública y gratuita, educación pública amplia, libertad de expresión... Estaba todo lleno de esperanza y todos presionábamos por conseguir eso", rememora.

    Pero una vez recordado ese contexto en el que nació la banda asturiana, regresa con desencanto al tiempo presente: "Esta generación hedonista de los noventa, sin luchar ni protestar por nada, solo sonriendo divinos y disfrutando de los logros de las anteriores, ha hecho que Ilegales sean muy necesarios en un mundo lleno de desesperanza. Que les ha alcanzado incluso a ellos, pues han tenido que irse de España en busca de un porvenir".

    "España tiene trazas de país tercermundista", recalca con rabia, para luego resumir que por eso el álbum se llama Rebelión, "porque se ha hecho imprescindible rebelarse y el rock sigue siendo un vehículo para la rebelión". Y tras un instante de reflexión, se centra en el primer single, Si no luchas te matas, un título que cogió "de una pancarta en una manifestación en México DF tras el asesinato de varios estudiantes".

    AMBIENTE DE DESESPERANZA

    Explica en este punto Jorge Ilegal que este disco "se ha generado en la desesperanza" del momento actual, por lo que espera que su escucha sea como "una descarga eléctrica en el frenopático que te haga volver a la realidad".

    "Muchas cosas son recuperables ahora, pero dentro de un tiempo la lucha va a ser más dura y sangrienta. Se nos ha convencido de que la mansedumbre es un bien y la mansedumbre no es un bien. Todas las especies vivas son especies luchadoras. A nosotros se nos ha extirpado la capacidad de lucha", reflexiona.

    Además, se muestra convencido del poder de Ilegales, aunque avisa de que "hay que modular el discurso, no moderarlo". Y apunta que "no puedes alcanzar un nivel de credibilidad suficiente cuando estás gritando y lanzando espumarajos por la boca", al tiempo que zanja: "Las pocas municiones de las que disponemos tienen que dar todas en el blanco. No podemos fallar ningún disparo".

    GIRA DE PRESENTACIÓN

    Tras afirmar que en este álbum Ilegales han "endurecido considerablemente" su música para estar acorde con el mensaje, se muestra Jorge ansioso por volver a la carretera con la correspondiente gira de presentación, que arrancará en noviembre con doblete en la Sala Albéniz de Gijón los días 23 y 24 -la segunda fecha ya agotada-.

    Luego será turno para Madrid (1 de diciembre, Teatro Barceló), Barcelona (14 de diciembre, Apolo), Valencia (15 de diciembre, Repvblicca), Ferrol (22 de diciembre, Auditorio), Valladolid (2 de febrero, Lava), Bilbao (8 de febrero, Kafe Antzokia), Zaragoza (9 de febrero, Oasis), Granada (15 de febrero, El Tren) y Sevilla (16 de febrero, Sala Custom).

    "Iremos también a América, donde tenemos buen público y muchos amigos", avanza Jorge, quien insiste en que "este disco es muy de directo". "Mola mucho cómo suenan las canciones, es rabioso", señala, para luego asegurar que "Ilegales añaden un poco de locura a todo este mundo".

    Y todavía profundiza un poco más en su alegato: "La locura es inherente a Ilegales. Y la locura está bien, Erasmo de Rotterdam hizo un gran elogio de la locura. La locura es necesaria, porque a su lado están los grandes descubrimientos y avances. La locura es deseable, el problema es recuperar la cordura justo a tiempo para sobrevivir".

    Asomarse al abismo y retroceder en el último momento. Eso es básicamente lo que ha hecho la banda desde su fundación alrededor de 1977 y su primer álbum en 1982. "Hemos pasado por muchas cosas pero bueno, la obra está ahí", señala orgulloso Jorge Martínez, antes de sentenciar: "Probablemente seamos unos sinvergüenzas, pero cuando echo un vistazo a la obra producida siento que es buena. Hemos dilapidado nuestra salud para hacer esto, pero merece la pena".