21 de enero de 2021
26 de junio de 2018

Micky: "Sacar un disco ahora es como ser un héroe"

Micky: "Sacar un disco ahora es como ser un héroe"
RAMALAMA MUSIC

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

Micky (Miguel Ángel Carreño, Madrid, 1943) celebra más de cincuenta años de andadura musical con un nuevo disco que incluye canciones compuestas para la ocasión y algunas "joyas" de su "reino" como Sulfer soap (Jabón de azufre), el clásico de 1965 de Los Tonys, o El chico de la armónica, con el que triunfaría ya en los setenta en solitario.

"He escogido la cifra de 50 años porque tiene un impacto y te retrotrae al siglo pasado, pero son más. Arranqué en 1960 o 1961, un año antes que los Rolling Stones que son de 1962", apunta entre risas, para luego recalcar que él tiene "la edad de los buenos, de Mick Jagger, de Rod Stewart, de los súper clase".

Y aún añade: "Claro que me siento mito. Y también un privilegiado por haber podido avanzar física y profesionalmente. Te dicen que no estás al mismo nivel, pero bueno, es que esta profesión tiene sus altibajos, como todas. Pero este nuevo disco es una joya".

Insiste el artista madrileño en referirse a Desmontando a Micky, que así se llama el álbum, como una joya: "Tiene diez canciones y ninguna de relleno. Las diez son pequeñas joyas que tienen mucho que ver conmigo. Este es a lo mejor el antepenúltimo disco de mi vida, por edad, no por voluntad. Por eso hemos hecho un esfuerzo en producción, composición, promoción y distribución. Porque sacar un disco ahora es como ser un héroe".

Tras deshacerse en halagos para Jorge Explosión por su labor como amigo y productor, asegura Micky que este álbum es "atemporal", al tiempo que bromea: "La mejor hora para escuchar este tipo de música sería una nocturnidad sin alevosía. A las nueve en un disco pub con un buen pelotazo y escucharlo aunque sea de fondo y de repente prestas más atención. Tiene mucha variedad, hay pop, temas descarados, baladas y chutes de energía".

"NO SOY UN ABUELITO DESGRACIADO"

Rebosante de energía como de costumbre, afirma Micky que él es un "tipo" que se reinventa muchas veces, por lo que no se ve "para nada como un abuelito desgraciado", tal y como apunta entre carcajadas. "Siempre he estado al día de las músicas. Todo lo que haya tenido algo de beat, de pop y de rock... Ahí estoy yo", remarca.

Sí se muestra un poco más crítico a la hora de hablar del reconocimiento a los artistas de su generación, quizás algo olvidados a pesar de haber brillado tanto en los difíciles años sesenta y setenta. "En España somos bastante desmemoriados", apunta, para luego añadir: "Si sales por Europa, tienen un cuidado muy especial a la hora de tratar a sus referentes. En España no, salvo cuatro nombres indiscutibles".

En cualquier caso, él insiste en que se encuentra "muy bien" y además se da cuenta de que la gente le "quiere mucho", por lo que anticipa que se dejará ver por los escenarios de todo el país: "Los de mi quinta y también la gente joven de la música me respeta. Eso es el mayor cumplido, que se me respete por lo que ha significado Micky".

La ilusión vuelve a sus palabras al hablar de Desmontando a Micky y plantear que tiene la "sensación" de que hacer promoción es casi igual ahora que en los sesenta, aunque con "otros planteamientos y otros medios". "Antes era una radio y una tele y ahora 500 medios. Pero en el fondo el ponerse en línea de salida y tener esta joyita en mis manos y potenciarla", subraya.

Lamenta, por último, que antes un disco o un éxito durara "un año" mientras que ahora parezca algo "de usar y tirar". Y zanja con determinación: "Pero como esto que tengo entre manos es tan bueno lo voy a guardar y lo voy a preservar de todas las tonterías. Lo voy a cuidar muchísimo para que dure y a la larga resplandezca la verdad".