14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2019

    Mónica Naranjo: "Me encantaría sentarme a hablar con Santiago Abascal, los enfrentamientos no son buenos"

    Mónica Naranjo: "Me encantaría sentarme a hablar con Santiago Abascal, los enfrentamientos no son buenos"
    Mónica Naranjo celebra 25 años en la música - EDUARDO PARRA

    MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

    Mónica Naranjo (Figueras, 1974) celebra 25 años de carrera musical echando la vista atrás y renaciendo con 'Renaissance' (Sony Music), un ambicioso lanzamiento antológico en el que repasa todo lo conseguido hasta ahora antes de proseguir el camino.

    "Son 25 años de mi vida, en los que han pasado muchas cosas, pero todo tan rápido...", lanza a Europa Press, para luego bromear: "Hay material fonográfico y audiovisual extenso y gracias a eso recuerdo muchas cosas. Es el testigo de todo lo que ha pasado".

    Admite entre risas en este punto que fue consciente de "lo mucho que había trabajado" al repasar todo el trabajo pasado "enmaquetado". "Nunca había tenido la sensación de haber trabajado tanto. Pero por primera vez en mi vida, al verlo todo juntito, voy a decir de mí que soy muy buena trabajadora", bromea de nuevo.

    En esta línea, destaca que le ha gustado volver a escuchar esas maquetas de grabaciones porque su voz está más "relajada", añadiendo después que son interpretaciones que "a lo mejor" no son correctas pero sí "más auténtica y con más verdad" que las que terminan en los discos.

    Y prosigue: "En una grabación prevalece el rollo, no la perfección. Por eso soy más de directo que de grabación. A mí me dicen que tengo que grabar un disco y es como 'buff, qué rollo'. Pero me dicen que tengo que cantar en directo y digo 'vamos'".

    REPASAR 25 AÑOS

    Mirando atrás, asegura Mónica que lo mejor de todo lo que ha vivido en estos 25 años es "haber llegado hasta aquí y seguir activa, que no es poco". "Y haberme acoplado tan bien a los cambios", continúa tras una breve reflexión, remarcando que los artistas se tienen que "adaptar" a los nuevos tiempos.

    "Se dice que ahora la música es diferente y es verdad, por eso nos tenemos que adaptar. Hubo una época en la que se vendía mucha música y ahora se consume en las redes sociales. A eso es a lo que vamos, a ayudar a ese consumo porque es lo que nos acerca al público, sobre todo al más joven", plantea.

    Ya que todo ha cambiado en este tiempo, concede Mónica que también lo ha hecho su voz, y asegura que "lo maravilloso de escuchar las grabaciones" que hizo con 17 años y las que hace ahora con "cuarenta y tantos", es que puede decir: "Hostias, he aprendido, eh. Cantas bien".

    "A muchas compañeras las digo 'he aprendido a interpretar' y se ríen", revela, para acto seguido reiterar que "conforme más cantas, más entrenas y renuevas la técnica, mejor". Por eso, recalca que "no hay nunca que relajarse con eso" si se quiere "seguir haciendo música" para ser "mejor intérprete que ayer".

    Así, desvela que ella con el paso de los años ha ganado "registros bajos" que antes directamente no tenía "y ahora sí". "Es como 'qué maravilla', porque eso te ayuda a profundizar en muchas canciones", explica, antes de insistir por última vez: "Eso es trabajo y trabajo".

    LA NOCHE DE MÓNICA

    Coincidiendo con el lanzamiento este viernes 15 de noviembre de 'Renaissance', en la noche de este día 14 se celebra en el madrileño barrio de Chueca -la artista fue pregonera en las últimas Fiestas del Orgullo- un evento especial llamado 'La Noche de Mónica', organizado por el colectivo LGBTI.

    La propia cantante inaugura una exposición de material fotográfico, vestuario y memorabilia a las 18:30 en La Cocina de San Antón (c/ Augusto Figueroa, 24) y más tarde, durante la noche, seis bares y dos discotecas de gays y lesbianas cambian su nombre por títulos de canciones de Mónica Naranjo y hacen fiestas temáticas.

    "Yo no he sabido nada de esto hasta hace dos días", asegura ella, antes de preguntarse agradecida: "¿Qué cosa buena he hecho para merecer tanto?" Apunta, asimismo, que los organizadores le pidieron vestuario para la exposición, y que ha cedido "toda la serie completa de vestuario de 'Tarántula', que es precioso".

    CAMBIOS EN ESPAÑA EN 25 AÑOS

    Al mismo tiempo que iba cambiando Mónica Naranjo, como es lógico, iba cambiando España. Un país bien diferente ahora al de 1994, como la propia artista concede, resaltando además que ella es de las que "siempre piensan en positivo". "Y sí, hemos avanzado mucho", apostilla.

    Y argumenta su afirmación fijándose en el público de sus más recientes recitales, también de celebración de aniversario: "En mis últimos conciertos, en las primeras filas había chicas que iban con sus novias y chicos con sus novios. Súper jóvenes, igual de 14 o 16 años. Y sus padres detrás señalándomelos y diciéndome 'te aman'. Esto hace veinte años no se veía".

    Recuerda entonces su programa televisivo 'Mónica y el sexo', en el que se han "adentrado en las aulas de los colegios" y se han "encontrado a una juventud muy liberada, muy abierta a vivir, a amar y a experimentar", algo que se ha conseguido gracias al "gran trabajo y responsabilidad de los padres y de los profesores".

    "Esto hace veinte años no lo podíamos vivir", insiste, al tiempo que explica que ella sí tuvo esa suerte porque su familia siempre fue "muy liberada" y por eso a ella se la educó con "unos valores muy libres". "Poder amar de la manera que tú quieras es un derecho legítimo y humano", sentencia.

    AUGE DE VOX

    Como icono de la causa LGBTI y símbolo de esa libertad que defiende a capa y espada, reflexiona Mónica Naranjo sobre el auge de Vox en España planteando que "al final es una cuestión de comunicación". "Los puntos radicales... Que tú y yo no estemos de acuerdo no quiere decir que no podamos ser amigos. Eso en mi cabeza no existe", lanza.

    Y todavía agrega: "Yo tengo muchísimos amigos que votan a Vox y somos intimísimos amigos. Me encantaría sentarme con Abascal y poder hablar de esto, estoy convencida de que saldríamos de allí siendo súper amigos. Tan respetable es su punto de vista hacia la vida como el mío. La curiosidad es querer saber por qué llegas hasta aquí, qué has vivido en la vida. Los enfrentamientos no son buenos, nos alejan a los seres humanos y hoy más que nunca tenemos que estar cerca y querernos mucho".

    Contrapone entonces a ese tipo de política que nos aleja a unos de otros al poder de la propia música, que consigue todo lo contrario, es decir, "emprender una comunicación" y crear un "lazo invisible e irrompible entre todos nosotros". "La gente cuando sale de un buen concierto se quiere mucho más. Es precioso ver las salidas", remata.

    PLANES DE FUTURO

    Optimista, trabajadora y con "actitud" ante la vida, ya planea Mónica todo lo que vendrá a partir de ahora. Por un lado, conciertos de su formato 'Renaissance' en América y quizás otra vez en España: "No quería hacer más conciertos aquí pero a lo mejor hago algún festival porque lo han pedido mucho".

    Por otro lado, anda ya preparando para 2020 los dos siguientes volúmenes de 'Mes Excentricités', para terminar así la trilogía emprendida este pasado mes de octubre. Y lanza entonces, al repasar sus planes, un claro mensaje de futuro: "De aquí a los próximos diez años van a ser la hostia, pero cuando tenga 55 ya cumplidos, los siguientes diez van a ser todavía más la hostia".

    Para terminar, afirma que más allá de toda esta actividad profesional, "a día de hoy el éxito reside más en la realización personal que en otra cosa". "Me siento orgullosa de todo lo que he hecho, soy feliz, me siento realizada como mujer. Si todo esto lo metes en una coctelera te sale un cóctel maravilloso y dices 'no he vivido en vano'. Y los siguientes años van a ser la rehostia así que imagínate", remata divertida.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Cultura