4 de diciembre de 2020
27 de junio de 2006

Sabina se siente "encantado" con su voz y promete un concierto "rock'n'rollero" en el Palau Sant Jordi

Sabina se siente "encantado" con su voz y promete un concierto "rock'n'rollero" en el Palau Sant Jordi

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cantautor Joaquín Sabina aseguró hoy en Barcelona que se siente "encantado" con su voz porque "ni sube ni baja" y no le ha fallado en los últimos 70 conciertos que ha ofrecido tanto de carácter acústico como en el inicio de su gira de verano en grandes recintos.

A excepción del "gatillazo vocal" del pasado mes de diciembre en Gijón que no le permitió actuar, Sabina llega mañana al Palau Sant Jordi de Barcelona para ofrecer una selección de temas de su último trabajo, 'Alivio de luto', que llega después de tres años de silencio, combinados con sus temas de siempre.

Tras considerar un "disparate" llenar el Palau Sant Jordi, en el que actuará con las entradas agotadas, el cantante jienense rechazó la posibilidad de ofrecer un nuevo concierto en este recinto ya que "no me gusta tocar todos los días". "Necesito descansar para poder ir a tomarme unas cañas", afirmó.

Acompañado de sus fieles músicos y la voz de Olga Román, Joaquín Sabina deleitará a los barceloneses con "seis temas" de su último trabajo, que entremezclará con una veintena de canciones de todas sus épocas para superar las dos horas.

"Cuando te metes en una gran gira no puedes soltar los 13 temas del último disco", señaló el cantante, que añadió que pondrá especial énfasis en los temas "más coreables" y que desprenden "más energía".

Sabina, que aseguró que le gustaría "ser más camaleón" y "adaptarse mejor al medio", confesó que antes de subirse a un escenario "sigo el ritual de los toreros", que consiste en "pasar el tiempo hablando de otras cosas, motivándome por dentro y ejercitando mi mala voz".

Después del infarto cerebral que sufrió en 2001 y que le mantuvo tres años alejado de los escenarios, el artista admitió que cuando regresó "no las tenía todas" pero después de la gira que le llevó por América "ya vi que no quería bajar".

"EL MIEDO ESCENICO NO SE SUPERA NUNCA"

No obstante, reconoció que el miedo escénico "no se llega a superar nunca", pero a su juicio "siempre viene bien tener un poco de pájaros en la barriga".

En esta gira que lleva por nombre 'Carretera y top manta', lo que la ha envuelto de polémica, Sabina promete unas actuaciones "más rock'n'rolleras" sobre un escenario que "ya no es la sala de estar" de sus anteriores conciertos acústicos, en los que se aproximaba mucho más al público.