18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 2 de julio de 2019

    Falomir: El Prado "no está en niveles de saturación" como el Louvre, pero la 'masificación' "tiene difícil solución"

    Vuelve a lamentar un mayor apoyo económico del Estado: "A veces es difícil pensar si no se castiga la buena gestión"

    Falomir: El Prado "no está en niveles de saturación" como el Louvre, pero la 'masificación' "tiene difícil solución"
    Museo del PradoAYUNTAMIENTO DE MADRID

    MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El director del Museo del Prado, Miguel Falomir, ha reconocido este martes 2 de julio que la pinacoteca "todavía no está en niveles de saturación" como los del parisino Museo del Louvre, si bien ha alertado que la masificación futura "tiene difícil solución".

    "El Prado no es el Louvre y todavía no estamos en ese momento, pero sí compartimos esa transformación de los museos en destino turístico para las masas y eso, sinceramente, tiene difícil solución. Es un problema del que se me escapan las soluciones", ha reconocido Falomir durante su conferencia inaugural del curso 'Presente y futuro de los museos mundiales'.

    Precisamente, este pasado lunes se conocía que el museo ha recibido un ocho por ciento más de visitantes durante los primeros seis meses del año en comparación con el primer semestre de 2018, según indicaron a Europa Press fuentes del museo. En este periodo, el Prado ha recibido 1.616.624 visitantes, un 7,92 por ciento más que los 1.497.950 de la primera parte del pasado año.

    Este crecimiento ha venido acompañado en los últimos años con medidas como la de que los visitantes entren en algunas muestras en grupos de quince cada 20-30 minutos,con el objetivo de "evitar grandes aglomeraciones", tal y como ya señaló Falomir en la inauguración de la reciente exposición de Vermeer, Velázquez y Rembrandt.

    "Pese a la amplitud de horarios --el Prado solo cierra tres días al año-- no es tarea fácil y a veces hay que tomar medidas que granjean muchas críticas, como la prohibición de hacer fotos y selfies,que nada tienen que ver con el lucro económico", ha lamentado el director de la pinacoteca, quien ha descartado la sucursalización del museo.

    "No veo al Prado abriendo delegaciones o sedes internacionales", ha apuntado, defendiendo la política seguida "desde hace mucho tiempo" de compartir fondos para exposiciones de otros lugares. En cualquier caso, ha adelantado un "ambicioso plan" con el Ministerio de Exteriores para conseguir una mayor presencia del museo en el extranjero, "que no sea flor de un día", a través de actuaciones que no ha concretado.

    Falomir ha hecho un alto en el camino para hablar también de la situación presupuestaria del museo, reconociendo que "a veces uno se lamenta y piensa si quizás ha sido demasiado positivo" el resultado económico obtenido por el propio Prado tras la autonomía lograda por Ley en el año 2003. "Somos un museo muy importante pero que en términos económicos no puede competir con otros", ha destacado.

    "El museo cada vez genera más y el Estado cada vez nos da menos y a veces es difícil pensar si no se castiga la buena gestión", ha indicado, tras recordar que la principal fuente de ingresos del museo siguen siendo las entradas --a pesar de que la mitad de los visitantes anuales no pagan nada al acceder en horarios gratuitos--.

    SUBASTAS EN EL EXTRANJERO

    De hecho, pese a reconocer que la Ley de Micromecenazgo "no es mala", ha insistido en la necesidad de contar con una Ley de Mecenazgo para no ser "una anomalía del mundo desarrollado". "España no es un país fácil para recabar fondos para actividades culturales: es difícil cambiar los esquemas mentales de la sociedad y más con una ausencia de legislación, que no ayuda", ha insistido.

    Así, ha admitido que el Prado no cuenta por ejemplo con una partida específica para la adquisición de obras --que se desvían de otras partidas-- y por ello "se acude siempre al mercado nacional". "En el extranjero no somos competitivos, aunque es cierto que la legislación española es restrictiva para sacar obras del Estado y eso nos beneficia", ha indicado.

    'LA RENDICIÓN DE BREDA' ESTARÁ EN EL SALÓN DE REINOS

    Para la remodelación del Salón de Reinos, ha confirmado que en este nuevo espacio colgarán los cuadros que fueron concebidos para este espacio y que son propiedad del Prado: entre ellos los cinco retratos ecuestres de Velázquez o 'La rendición de Breda'. "Es un proyecto extraordinariamente respetuoso con la parte histórica", ha afirmado Falomir.

    En cuanto a otros proyectos futuros, ha hecho alusión a añadir una mirada de género a la colección que se materializará --además de dos exposiciones sobre artistas italianas en este año del Bicentenario-- con una gran exposición en el año 2020 sobre la visión que de la mujer proporciona la pintura española del siglo XIX.

    También habrá en ese año próximo otra gran exposición sobre arte virreinal --con gran parte de obras que el propio museo tiene depositadas en el Museo de América-- y otra exposición en el futuro sobre la pintura filipina "a la que nunca hasta ahora se le había prestado la más mínima atención" desde el Prado.