10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • Miércoles, 4 de Diciembre
  • 7 de febrero de 2019

    Fundación Mapfre recorre la prosa de Chagall y la abstracción de Malévich a través de 27 vanguardistas rusos en Madrid

    Fundación Mapfre recorre la prosa de Chagall y la abstracción de Malévich a través de 27 vanguardistas rusos en Madrid
    EUROPA PRESS

    MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Fundación Mapfre ha presentado la exposición 'De Chagall a Malévich: el arte de la revolución', un recorrido por 27 artistas vanguardistas rusos que se podrá visitar desde este jueves 7 de febrero hasta el próximo 5 de mayo en Madrid.

    "Estos artistas quieren escapar del poder del color de los impresionistas. Por eso, aparecen en Rusia unas corrientes opuestas con un halo de libertad donde reina el mundo del pensamiento, de lo que no se ve", ha explicado en rueda de prensa el comisario de la exposición, Jean-Louis Prat.

    La muestra reúne más de 90 piezas y 24 publicaciones de los diversos artistas que durante las primeras décadas del siglo XX se adelantaron a la modernidad de un modo hasta el momento nunca visto en Rusia. Las principales figuras de referencia de la exposición son Marc Chagall y Zazimir Malévich, en la medida que representan los dos polos en las innovaciones de la vanguardia pictórica.

    Entre ambos se despliega la obra de otros 27 artistas que trabajan la pintura y la escultura como Natalia Goncharova, Liubov Popova, El Lisitki, Vassily Kandinsky o Aleksandr Ródchenko, así como una serie de artistas responsables de la renovación del campo del diseño gráfico y el libro de artista.

    En el elenco de creadores destaca la presencia de una serie de mujeres artistas, lo que representó en las vanguardias rusas previo y posterior a la Revolución de Octubre, una experiencia de feminización de las artes.

    "Las mujeres trabajan en igualdad de condiciones y con la misma presencia e importancia que los hombres", ha dicho la directora de la Fundación Mapfre, Nadia Arroyo Arce.

    La muestra hace un recorrido por diferentes movimientos como el clasicismo; neoprimitivismo; cubofuturismo; rayonismo; la abstracción; suprematismo; constructivismo; o la escuela de Matiushin.

    En cuanto a las publicaciones, se dedica una sección al avance creativo en este campo. En este sentido, recoge algunos trabajos literarios de poetas y artistas visuales asociados a las vanguardias, en especial asociados con el futurismo, el suprematismo y el costructivismo.

    Al acto ha asistido también la directora general del Grimaldi Forum Monaco, Sylvie Biancheri. Este proyecto se nutre de los préstamos de instituciones como el Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, la Galería Estatal Tetiakov de Moscú o el Museo Estatal de Nizhniy Novgorod, entre otras.

    LAS VANGUARDIAS EN RUSIA

    A principios del siglo XX, Rusia se consolida como uno de los centros de la vanguardia artística. De allí surgen algunas de las propuestas más radicales y revolucionarias del arte y del diseño modernos.

    Numerosos creadores originarios del país viajan a Francia y Alemania en las primeras décadas del siglo, donde entran en contacto con los movimientos culturales más avanzados e integran algunos de los grupo que articulan los primeros movimientos de ruptura con el arte del pasado.

    A ello incorporan un bagaje que impacta en Europa occidental. Se trata de la tradición de los iconos ortodoxos y un interés por los temas rurales. Además, destaca el papel de los coleccionistas rusos, que cumplieron un papel clave al adquirir numerosas obras en las galerías de París , fomentando así la difusión de este arte.

    Por otro lado, el ambiente social que desembocará en 1917 en la Revolución de Octubre, explica de qué modo las propuestas de estos artistas acompañan, anuncian o ilustran lo que será el proceso revolucionario y el cambio de paradigma que representa la llegada del nuevo régimen.

    La exposición concluye en los años treinta, en el momento crítico en que los artistas ven reducida su capacidad de acción ante la evolución del régimen hacia un estado totalitario.

    "No fue la Revolución la que forjó las vanguardias y la modernidad. Fueron los artistas los que se erigieron en revolucionarios antes, seguros de que la Revolución se convertiría en lo que esperaban", ha manifestado Prat.

    Para leer más