22 de mayo de 2019
  • Martes, 21 de Mayo
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 21 de septiembre de 2014

    Javier Sierra llama a superar el miedo a la muerte en el 'remake' 'La pirámide inmortal'

    Javier Sierra llama a superar el miedo a la muerte en el 'remake' 'La pirámide inmortal'
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El autor turolense Javier Sierra hace un llamamiento a superar el miedo a la muerte en su última novela, 'La pirámide inmortal' (Planeta), una especie de 'remake' de la historia que escribió en 2002, 'El secreto egipcio de Napoleón'.

    En una entrevista de Europa Press, Sierra ha explicado que Planeta se planteaba relanzar este título, lo que le llevó a revisarlo radicalmente, y acabó reconstruyendo una nueva versión más profunda: "En 12 años he madurado como narrador", ya que antes se sentía más periodista que escritor.

    La historia profundiza en la experiencia del joven general Napoleón Bonaparte cuando en 1799, pasó unas horas encerrado en el interior de la Gran Pirámide de Giza, donde "entró como general y salió como semi-dios".

    Tras esta vivencia y, pese a ser derrotado en Egipto, Napoleón se presentó ante el Directorio francés como un héroe en lugar de un fracasado, lo que, a juicio de Sierra, está vinculado a lo que sucedió dentro de la pirámide y a que "Egipto conduce los destinos del mundo".

    A partir de la teoría de que las pirámides no eran tumbas, sino lugares de iniciación, Napoleón se sometió allí a una prueba: "El interior, oscuro, es una recreación del más allá. Es enterrarse para la vida eterna".

    Según Sierra, como la muerte no existía para los egipcios, las pirámides eran lugares de preparación para la vida eterna para unos elegidos, y prueba de ello es que Napoleón jamás quiso explicar qué había sucedido allí dentro, ha defendido.

    SIERRA EN LA GRAN PIRÁMIDE

    Sierra quiso experimentar en 1997 esta sensación, cuando pasó seis horas a oscuras en el interior de la Gran Pirámide: "Tuve una sensación de disolución en la oscuridad, como un azúcar en el café", ha explicado, y una vez abrieron las puertas a lo lejos, ha asegurado haberse sentido resucitado y con una nueva fuerza.

    Para Sierra, "Napoleón allí se sometió a una prueba para superar el miedo a la muerte", y ha trasladado esta experiencia a la sociedad como una gran metáfora: los que conquistan la vida son aquellos que no la temen.

    Su conquista personal en esas horas fue que entró como periodista y salió como escritor, dejando de levantar acta del mundo para construir nuevos mundos: "Mi primera novela salió al año siguiente", apunta.

    Después de esta novela, Sierra está dándole vueltas a varios temas susceptibles de convertirse en novela: "Mi imaginación está transitando entre el románico y la carrera espacial", ha avanzado.

    Para leer más