22 de febrero de 2019
  • Jueves, 21 de Febrero
  • Miércoles, 20 de Febrero
  • 21 de abril de 2018

    Solidarias y la ONG Expedición Solidaria presentan este sábado el libro 'Cada silencio nace una palabra muerta'

    MURCIA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Ediciones Solidarias y la ONG Expedición Solidaria presentan este sábado el libro 'Cada silencio nace una palabra muerta', escrito por 27 autores iberoamericanos a beneficio de la ONG.

    En el acto participarán los autores murcianos que han colaborado en el proyecto y Dany Campos, responsable del sello editorial Ediciones Solidarias. Será a las 20.00 horas, en el Colegio de Periodistas de Murcia.

    En 2016, el sello editorial Ediciones Solidarias y la ONG Expedición Solidaria comenzaron la planificación y ejecución del proyecto, cuyos beneficios son destinados íntegramente a una misión humanitaria en Uganda, concretamente al proyecto Kitega.

    Si hay algo que destaque en cuanto a lo que el libro se refiere es que está escrito por un nutrido grupo de escritores de talento de España y Latinoamérica, lo que representa un excelente termómetro, no sólo de la variada creatividad de los autores, sino del uso de nuestro rico idioma en las distintas latitudes de Iberoamérica.

    Por otro lado, el estilo del libro está marcado por una peculiaridad: el hecho de que los relatos están conectados por la primera y la última frase de cada uno. Es decir, el título del libro es la primera frase del primer relato, cuya última frase es la primera del relato siguiente, y así sucesivamente hasta acabar en el último relato, cuya última frase es de nuevo el título del libro.

    De esta manera, el lector va observando cómo una misma frase da fin a un relato cuya naturaleza y contenido no tiene absolutamente nada que ver con el relato que inspira al siguiente autor, haciendo de la lectura una estimulante y divertida experiencia.

    El proyecto beneficiario es Kitega Community Center. Situado en la aldea Kitega, sub-condado de Kawolo, distrito de Mukono, a unos 40 km de la capital de Uganda, se pretende ayudar a los niños con dificultades de aprendizaje que han sido rechazados por sus padres.

    El Centro Comunitario de Kitega intervino para mostrar que con el apoyo educativo, social y emocional apropiado, los niños con discapacidades pueden aprender las habilidades para ser autosuficientes y contribuir a sus familias y comunidades.