18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • Viernes, 16 de Agosto
  • Miércoles, 14 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    La orquesta del Teatro Real interpretará a Stravinsky en Matadero junto a proyecciones de dibujos de Sagar Forniés

    La orquesta del Teatro Real interpretará a Stravinsky en Matadero junto a proyecciones de dibujos de Sagar Forniés
    AYUNTAMIENTO DE MADRID - ARCHIVO

    MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Naves Matadero presenta 'La consagración de la primavera- Una ilustración incidental', la proyección de las ilustraciones del dibujante español Sagar Forniés acompañadas por la partitura de Stravinsky interpretada por la Orquesta Titular del Teatro Real.

    Se trata de "un homenaje al compositor ruso en el que se muestra un viaje panorámico por la evolución de la tierra y la humanidad", ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

    En 1913, durante el estreno de 'La Consagración de la Primavera' volaron las butacas del Theatre des Champs Élysées de París. El público, agitado ante un espectáculo tan diferente a todo lo que habían visto y oído anteriormente y abrumado por la temática, no dudó en protestar.

    Sergei Diaghilev, el mítico empresario de los Ballets Rusos, había encargado la música para su ballet a un joven Stravinsky y en el escenario protagonizaba la coreografía el bailarín Nijinsky. La misma noche de su estreno, esta pieza se convertía en una leyenda.

    Un siglo después, la Orchestre National de France y el maestro Daniele Gatti se reunieron en el mismo Theatre des Champs Élysées de París para homenajear a Stravinsky y estrenaron esta versión acompañada de ilustraciones del dibujante español Sagar. Un lustro después llega a Naves Matadero de la mano de la Orquesta Titular del Teatro Real.

    El ballet original de 'La Consagración de la Primavera' mostraba el ritual de una tribu pagana, que pedía el retorno de la primavera. El ritual acababa con el sacrificio de una joven virgen a la que la tribu obligaba a bailar hasta que esta moría exhausta.

    Partiendo de esta idea central, Forniés ilustra un viaje panorámico por la evolución de la Tierra y la humanidad, que se proyecta en gran pantalla al tiempo que la orquesta titular del Teatro Real interpreta la partitura de Stravinsky.