23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 31 de diciembre de 2010

    Baloncesto.- El baloncesto español cierra una exitosa década con 44 medallas

    MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El baloncesto español cierra este viernes una gran década plaga de éxitos a nivel de selecciones, ya que los distintos equipos masculinos y femeninos de categorías inferiores y absolutas conquistaron un total de 44 medallas en torneos internacionales.

    Los éxitos están encabezados por la selección absoluta masculina y el eco de sus conquistas más históricas: las medallas de oro en el Mundial de 2006 y el Eurobasket de 2009, dos títulos que no fueron tres porque Estados Unidos se impuso en la gran final olímpica de Pekín 2008.

    En féminas, la selección absoluta sumó cinco podios europeos consecutivos y primera medalla Mundial de la historia, el bronce de este 2010 en la República Checa. En ese sentido, más de la mitad (23) se las han colgado las selecciones femeninas.

    Pau Gasol, Felipe Reyes (9 cada uno), Juan Carlos Navarro y Carlos Jiménez (8) son los hombres con más medallas al cuello; y Marina Ferragot, Alba Torrens, Laura Nicholls y Amaya Valdemoro (con 7) lideran a las mujeres.

    España concluye el decenio como segundo país en el ránking mundial oficial de la FIBA -sólo superado por Estados Unidos, y por delante de otras potencias como Australia, Argentina, Rusia, Lituania- y número uno del continente europeo gracias a los resultados globales de todos los equipos en las distintas categorías.

    "Nosotros siempre hemos tenido jugadores con talento, aunque no siempre lo hemos sabido mimar, proteger y fomentar En la FEB tenemos claro que lo importante es el equipo, pero también que los grandes equipos no se pueden construir sin talento", señala el presidente de la Federación Española, José Luis Sáez.

    Para el mandatario, a la hora de explicar los éxitos de la selecciones en esta década "lo mejor" de los jugadores es que "saben poner su talento al servicio del equipo". "Atravesamos una situación magnífica, y no sólo por los éxitos de nuestras selecciones", apunta Sáez.

    "Tenemos una base excelente, clubes con ideas, jugadores y jugadoras con talento, entrenadores volcados en su responsabilidad, árbitros de primer nivel, directivos que siguen sacrificando muchas cosas para que nuestro deporte crezca, una afición fiel y numerosa y unos medios de comunicación que nos dan un muy buen tratamiento. Todo lo cual es un punto de partida excelente para seguir creciendo", abunda el presidente de la FEB.