26 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Baloncesto/Mundial (F).- Australia toca el cielo después de ganar a Rusia en la final (91-74)

Estados Unidos se consuela con el bronce al ganar a Brasil (99-59)

SAO PAULO (BRASIL), 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La selección australiana femenina de baloncesto se ha proclamado campeona del mundo por primera vez en su historia, tras imponerse en la final al combinado ruso (91-74), que fue el que eliminó a España en los cuartos de final.

Australia, que ha arrollado durante todo el campeonato a sus rivales, mostró su fortaleza no cediendo ni un sólo cuarto y otorgando los galones a su estrella Lauren Jackson, quien hoy logró 16 puntos. Sin embargo, fue Penelope Taylor, quien acaparó todas las cámaras con sus 28 puntos.

La selección 'aussie' suma su tercera medalla, después de las dos de bronce que cosechó en los últimos Mundiales. Pero, al igual que le ocurriera a la selección española masculina en Japón, se estrenan en colgarse una medalla de oro.

Lo cierto es que las rusas no fueron oposición para Australia. Sólo aguantaron durante el primer cuarto (19-15) y centralizaron su juego en Maria Stepanova, que anotó 17 puntos, pero que sólo sirvió para recoger la plata ante la apisonadora australiana.

De esta manera, Australia inscribe, nunca mejor dicho, con letras de oro su nombre en la lista de campeones del mundo, tras Estados Unidos, que suma siete títulos, la antigua Unión Soviética, que tiene seis, y Brasil, que se impuso en 1994.

ESTADOS UNIDOS SABOREA UN BRONCE AMARGO.

Por su parte, la selección estadounidense femenina de baloncesto se fue de Brasil con cierto sabor agridulce, pues ganó, pero no en el partido que quería, en la gran final. Así, utilizó el choque del tercer y cuarto puesto ante Brasil para engordar su palmarés y vencer con comodidad y llevarse el bronce (99-59).

Estados Unidos, que es la selección que más títulos acumula, siete en total, se debe conformar con esta medalla, sobre todo debido a que la magia de la pequeña brasileña Adrianinha hoy no funcionó. El juego individualista de Diana Taurasi, que anotó 28 puntos, y de Parker (10 puntos) ganan un partido, pero se ha demostrado que no un Mundial.