20 de abril de 2019
  • Viernes, 19 de Abril
  • 4 de junio de 2008

    Baloncesto/NBA.- (Previa) Lakers y Celtics buscan el trono en una final con sabor añejo

    Pau Gasol seguirá haciendo historia tras convertirse en el primer español en luchar por el anillo de campeón

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los Angeles Lakers y los Boston Celtics reeditarán, a partir de mañana, la final más repetida a lo largo de la historia de la NBA, que medirá además a las dos franquicias más laureadas de la historia de la competición y que tendrá a uno de los protagonistas a Pau Gasol, primer español en luchar por ganar un anillo.

    Hace ya 21 años del último enfrentamiento entre Lakers y Celtics en unas finales. Fue uno de los tres duelos que midió a los iconos baloncestísticos de la costa oeste y este de Estados Unidos durante la década de los ochenta, y la confirmación de una rivalidad que cambió la historia del deporte de la canasta.

    Larry Bird y Earvin 'Magic' Johnson, dos de los mejores jugadores de la historia del baloncesto, lideraban a sus equipos en unos enfrentamientos plagados de intensidad y donde el talento rebosaba por todos los rincones del parquet, con jugadores como Kareem Abdul-Jabbar, James Worthy, Kevin McHale o Robert Parish ofreciendo lo mejor de sus ilimitados repertorios.

    Ahora, más de dos décadas después, el 'orgullo Celtic' y el 'showtime' están de vuelta. Ha sido una época más dura para los de Massachussetts, que no han vuelto a tocar la gloria desde entonces, y menos traumática para unos Lakers que volvieron a pisar el cielo en tres ocasiones a principios de siglo, cuando Kobe Bryant formaba una de las parejas más demoledoras del último lustro junto a Shaquille O'Neal.

    Hoy, es Pau Gasol 'el otro elemento' de la pareja, el escudero de un Kobe Bryant en el mejor momento de su carrera, y una de las grandes esperanzas del seno angelino para alcanzar el decimoquinto título de su historia.

    CELTICS, MEJOR EQUIPO DE LA FASE REGULAR; Y LAKERS, DE 'PLAY-OFFS'.

    El rival del equipo dirigido por Phil Jackson -que aspira a ganar su décimo anillo y convertirse en el técnico con más títulos de todos los tiempos- será el conjunto con el mejor balance durante la fase regular de la temporada.

    Y es que los Celtics de 'Doc' Rivers y de su 'big three' cambiaron radicalmente su trayectoria perdedora del pasado año para alcanzar las 66 victorias, haciendo gala del mejor entramado defensivo de la competición y aprovechando el talento en ataque de sus jugadores estrella, Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen.

    Sin embargo, la gran eficiencia de los 'verdes' durante la temporada regular se ha visto debilitada durante la fase final, y es que en todas sus eliminatorias los de Rivers han sufrido de forma agónica hasta resolver su pase -llegaron al encuentro decisivo ante Hawks y Cavaliers, y al sexto ante los Pistons-, lo que puede repercutir de forma negativa en la forma física de sus hombres, con un gran número de partidos acumulados.

    Los Celtics contarán como una de sus principales bazas al californiano Paul Pierce, siempre especialmente motivado ante los Lakers, equipo ante el que tiene la mejor media anotadora de su carrera (27,9 puntos por choque), pero además, la solidez bajo los aros de Kevin Garnett -mejor jugador defensivo de la temporada- y la inspiración ofensiva de un Ray Allen discreto hasta ahora en la post temporada forman los principales argumentos del conjunto de Rivers.

    Enfrente, los Lakers, reyes del Oeste, demostraron ser el mejor equipo de su conferencia en la Liga regular (57-25), y han ido a más desde la llegada de Pau Gasol, auténtico punto de inflexión en las aspiraciones de los angelinos, y con el que ostentan el mejor registro de todos los 'play-offs', con sólo tres derrotas hasta ahora, todas ellas a domicilio.

    Los de púrpura y oro, que llevan más de dos meses sin perder un encuentro en el Staples Center, barrieron (4-0) a los Nuggets en primera ronda, se sobrepusieron al hostil ambiente de Salt Lake City para imponerse (4-2) a los Jazz, para acabar eliminando de forma contundente a los actuales campeones, los Spurs de San Antonio, en la final de conferencia (4-1).

    Kobe Bryant, 'MVP' de la temporada, ha subido aún más si cabe sus prestaciones durante la fase final, y está confirmándose como el jugador más resolutivo de la NBA, siendo el punto fundamental en el que se apoya el éxito angelino.

    Sin embargo, el aporte de los secundarios, donde destacan Pau Gasol y Lamar Odom, es la clave de los de Phil Jackson, que cuentan con un bloque donde todos aportan, y que en casos críticos cuenta con el factor diferencial que marca Bryant.

    Los Celtics, que ganaron los dos encuentros a los californianos en la fase regular -aunque aún sin Pau Gasol- contarán con el factor cancha a su favor, por lo que los dos primeros partidos de la eliminatoria se jugarán en el TD Banknorth Garden.

    Posteriormente se viajará a la costa oeste del país, donde el Staples Center acogerá los tres siguientes encuentros, quedando los dos últimos para el feudo de los Celtics, que posiblemente tendrá la última palabra y coronará a los nuevos reyes de la NBA, unos reyes que nunca se fueron del todo.