14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 28 de agosto de 2008

    Baloncesto.- Prigioni: "Que dudaran de mi en los Juegos fue una motivación"

    VITORIA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El base argentino del Tau Cerámica Baskonia y reciente medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín, Pablo Prigioni, aseguró que las dudas que se generaron en torno al papel que podía desempeñar como director de juego de la albiceleste, fueron su "motivación" para afrontar esta cita al máximo nivel.

    "Soy de recopilar los momentos difíciles que vivo. Me sirve para entrar con rabia. Hubo gente que pensaba que yo no estaba para conducir al equipo y que se iba a extrañar a otros jugadores (Pepe Sánchez)... A mí me gusta leer los diarios cuando juego mal. También recordaba que no había hecho un buen Mundial y que no había podido pelear por un lugar en los Juegos anteriores", explicó en una entrevista al diario argentino 'Olé', recogida por Europa Press.

    Tras lograr la medalla de bronce, Prigioni aseguró estar "en la depresión post éxito", mientras apura sus último días de vacaciones en Alicante, antes de reunirse mañana con el resto de la plantilla vitoriana para preparar la próxima campaña.

    El de Río Tercero reconoció que se sintió "muy cómodo" llevando la dirección de su selección, lo que le permitió vivir el torneo "con tranquilidad, y pensando y disfrutando en cada partido".

    Por este motivo, cuando le colgaron la medalla al cuello tras vencer al Lituania en el partido por el bronce, no pudo ocultar que "estaba feliz" por lo logrado. "Mi señora me había pedido que tirara besos arriba del podio, uno para ella y otro para mi hija. En esas tres horas que pasaron del partido a la entrega de premios tuve una sensación de bienestar por haber cumplido mi trabajo", consideró.

    En el partido con por el tercer puesto no lo tuvieron sencillo ya que lesión de 'Manu' Ginóbili complicó la situación, pero la albiceleste reaccionó a base de "huevos" y un acierto del 57% en el tiro exterior. "Cuando pierdes a un jugador como Manu, vos das el doble y el rival se relaja. El que tiene más deseo gana ese partido", aseveró.

    "En el primer partido no me sentí del todo cómodo y me trabé de la cabeza un par de días, hasta que me di cuenta de que tenía que jugar como lo siento. Hice un click. Por suerte Sergio Hernández me dio libertad para llevar al equipo", indicó el base argentino.

    En ese sentido, reconoció que jugando con Luis Scola fue todo "más fácil", ya que se conocen "de memoria". "Con los partidos fui encontrando la situación más cómoda para cada compañero y al final se dio como se había planeado en Rosario y llegamos al techo en la última semana", explicó Prigioni.

    En cuanto a su actuación personal, el jugador baskonista cree que contra Croacia dio su mejor nivel porque "venía muy dulce" de juego. "Lo planteamos como una final y jugamos bárbaro. Pero hice un torneo completo en general", concluyó.