4 de abril de 2020
7 de enero de 2009

El FC Barcelona sella la primera plaza del grupo con solvencia

GDYNIA (POLONIA), 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Regal FC Barcelona aseguró la primera plaza del grupo B de la Euroliga tras vencer al Asseco Prokom (64-76) en su desplazamiento a Polonia, un triunfo que comenzó a cimentar en el segundo cuarto gracias a un parcial de 0-18 que lograría administrar durante el resto del partido.

El comienzo, sin embargo, distó de ser cómodo para los blaugrana. David Logan asumió su habitual papel de referente anotador de los locales, mientras que el FC Barcelona sufría para encontrar situaciones claras en ataque. De esta forma, los primeros minutos reflejaron las distintas urgencias con las que se presentaban los equipos a esta novena jornada.

El Prokom necesitaba la victoria para mantenerse vivo en la lucha por la última plaza que da acceso al Top16, y salió dispuesto a conseguirla ante su público. Así, alcanzarían los diez tantos de renta al comienzo del segundo cuarto. Por su parte, los azulgrana debían asegurar el primer puesto del grupo, pero sabedores de que aún restaba el partido en casa ante Zalgiris para rubricar los deberes.

Con esa máxima desventaja en el marcador, los de Xavi Pascual apretaron los dientes en defensa para iniciar la remontada. Tras un dubitativo inicio de segundo cuarto, el equipo azulgrana nubló las ideas del Prokom en ataque, buscó con agresividad la canasta rival y se mostró letal en los contragolpes, firmando un parcial de 0-18.

En ese tramo de apenas seis minutos, el conjunto de la Ciudad Condal estuvo liderado por un exultante Roger Grimau, que dio una nueva lección de intensidad en ambos lados de la cancha para comandar la reacción de su equipo. El escolta catalán anotó once puntos en el segundo periodo, abriendo una brecha en el luminoso que logró frenar con éxito David Logan.

Logan hizo valer su sociedad con su compatriota Daniel Ewing para devolver la igualdad al encuentro. Siete puntos protagonizados entre ambos en la reanudación llegaron a poner al Prokom de nuevo por delante en el marcador, pero el FC Barcelona ya se había adueñado del partido y no soltaría la barita de mando.

Con la pintura azulgrana convertida en territorio inexpugnable, los polacos tuvieron que confiar su producción en ataque a los hombres exteriores. Armas insuficientes para presentar batalla a un equipo, el de Xavi Pascual, que acredita la mejor defensa de la competición continental.

Semejante seguridad atrás permitió a los catalanes conservar las rentas adquiridas durante el encuentro y asegurar esa primera plaza del grupo sin echar en falta el concurso de Juan Carlos Navarro, baja por lumbalgia, ni la aportación de Jaka Lakovic, cuya participación fue testimonial debido a los problemas que aún arrastra en el peroné.