26 de marzo de 2019
  • Lunes, 25 de Marzo
  • 4 de junio de 2008

    'Pepu' Hernández: "Siempre he trabajado por y para la selección"

    'Pepu' Hernández: "Siempre he trabajado por y para la selección"
    EP

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El ya ex seleccionador nacional Pepu Hernández aseguró hoy que se marcha con una doble "sensación de tristeza" porque, de un lado, no podrá "cumplir" su trabajo en los Juegos de Pekín y, de otro, considera "exageradas" las acusaciones del presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, en el anuncio de su destitución.

    Pepu Hernández reconoció haber escuchado "cosas difíciles", pero, elegante en su marcha, apenas respondió a los mensajes lanzados por Sáez y aseguró que siempre ha trabajado "por y para la selección" y que no se extralimitó en su cargo de seleccionador.

    "Siempre he creído en mi cargo de representante de la selección en los momentos en los que los jugadores trabajan con la selección y ahora me extraña que se recoja cualquier dato. La FEB no tiene base ni razón porque desde 2006 vengo haciendo las mismas cosas, pero con consentimiento de la federación", explicó en declaraciones a Televisión Española.

    El técnico insistió en que se ha sentido "maltratado" y cree que ahora "está clara" la razón porque la que anunció su marcha de la selección tras los Juegos de Pekín. "Ahora está más claro, para mí es un sacrificio dejar una selección tan importante como esta. El trabajo era más difícil y complicado y no era agradable para mí", explicó.

    Para el entrenador, la situación varía cuando anuncia su adiós. "Las condiciones cambian cuando anuncio que dejo la selección tras los Juegos. Tengo derecho, pero desde entonces ha habido determinadas situaciones que me han dado pie a no sentirme bien tratado y en ocasiones perseguido", indicó.

    Pepu revalorizó además la importancia de la figura del entrenador porque, a su juicio, la FEB no está en esa línea. "La selección siempre merece un entrenador. Espero que sea rápido porque hay cosas que hacer y el nuevo seleccionador necesitará marcar su estilo, su impronta, qué jugadores quiere, qué estilo o cómo se organiza el trabajo. En la FEB no hay una buena valoración del entrenador, que para mí es imprescindible porque hace la puesta en común", subrayó.

    El preparador madrileño se despide así de una selección "memorable" tanto por cuestiones deportivas "como personales". "Para mí era muy importante estar en Pekín porque así podía completar un ciclo totalmente lógico", destacó.