6 de abril de 2020
11 de diciembre de 2008

El Regal FC Barcelona se exhibe en Grecia ante el Panathinaikos

ATENAS (GRECIA), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

En un duelo entre aspirantes a estar presentes en la Final Four de Berlín y a hacerse con la Euroliga, el Regal FC Barcelona consiguió una importantísima victoria ante el Panathinaikos (76-87) en una exhibición de juego por parte de los azulgrana que llegaron a colocarse con 19 puntos de diferencia hasta en dos ocasiones.

Y es que el Barcelona salió a la pista griega muy metido en el encuentro desde el primer momento y ello ayudó a los azulgrana a quitarse de encima la presión de jugar en uno de los pabellones más complicados de la competición y, más aún hoy, por tratarse de un duelo entre aspirantes al título y con sed de revancha por parte helena.

Los hombres de Xavi Pascual estuvieron acertados desde la línea de 6,25 y cerraron el parcial con un meritorio 6/11, con un 54% de acierto, gracias a la aportación de hasta 5 jugadores --Sada, Basile, Navarro, Lakovic e Ilyasova--. Por su parte, los verdes tardaron en reaccionar y pese a mantener las distancias cortas en el marcador, no supieron sobreponerse al juego exterior azulgrana.

En el primer cuarto destacaron las conexiones entre bases y hombres alto. Si por el Panathinaikos destacó la formada por el base ex azulgrana Sarunas Jasikevicius y el norteamericano Mike Batiste, en el Barça la pareja fue la del recuperado Víctor Sada y el pívot Fran Vázquez, con dos jugadas de alley-oop en su haber, en el Regal Barcelona. No obstante, las dos personales cometidas tanto por el base catalán como el pívot gallego les enviaron al banco.

El Barça buscaba cerrar el partido cuanto antes para acabar con los ánimos griegos de superar a los azulgrana en la clasificación y, como al inicio, tuvieron un arranque de segundo periodo espectacular con un parcial de 2-11 que situó la máxima ventaja azulgrana en 17 puntos. Los bases blaugrana estuvieron magníficos en el OAKA, 'quitando' protagonismo a unos hombres interiores que venían siendo clave en los últimos partidos y que hoy estuvieron representados por David Andersen. El australiano firmó su mejor actuación como azulgrana con 22 puntos, 9 rebotes y un 28 de valoración.

Sin embargo, los griegos demostraron por qué se les cuelga la etiqueta de favoritos y recortaron la diferencia hasta los 8 puntos gracias a una pequeña revolución --en sintonía con la del exterior del pabellón-- de Spanoulis que acabó la primera parte como máximo anotador de su equipo con 8 puntos, aunque la reacción griega no sirvió siquiera para bajar la barrera de los 10 puntos y los equipos se fueron a los vestuarios con un 38-49 en el electrónico.

En la reanudación, el conjunto griego llegó a ponerse a sólo 7 puntos del Barcelona, que a diferencia de los dos primeros cuartos salió algo dormido hasta que Andersen, de nuevo, y ayudado por un necesario Juan Carlos Navarro, volvieron a levantar la barrera psicológica de los 10 puntos y el partido entró de nuevo en una dinámica de canastas continuas con un juego bastante igualado por ambas partes, pero con un Regal seguro de sí mismo.

De hecho, la diferencia volvió a ascender hasta los 19 puntos tras el 'bajón' azulgrana. El partidazo de Andersen animó a los jugadores azulgrana que se mostraron muy acertados de cara a canasta con un acierto en tiros de campo superior al 53%. Aparte del '5' australiano, no destacó en exceso ningún otros jugador blaugrana, pues fue la suma de cada uno de ellos el factor determinante en la victoria 'culé'.

Pero de nuevo se metieron los griegos en el partido aprovechando una cierta relajación del Regal FC Barcelona, que no supo matar un partido que tenían, 'a priori', controlado desde el inicio. A falta de 3:30 para el final del partido, el Panathinaikos bajó de los 10 puntos en contra y empezó a poner el miedo en el cuerpo a los azulgrana, sobre todo el norteamericano Mike Batiste, el más enchufado de los griegos sin duda. Sin embargo, la diferencia se mantuvo alrededor de los 10 puntos y el Barça consiguió una importantísima victoria que les mantiene como primeros de grupo.