28 de enero de 2020
22 de septiembre de 2019

El Spar CityLift Girona añade una segunda Supercopa a sus vitrinas

El Spar CityLift Girona añade una segunda Supercopa a sus vitrinas
El Spar CityLift Girona, campeón de la Supercopa de España 2019. - FEB

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Spar CityLift Girona conquistó este domingo su segunda Supercopa de España tras vencer por un apretado 82-80 al Perfumerías Avenida, en un partido disputado en el pabellón gerundense de Fontajau y con más de 4.000 espectadores en las gradas.

Delante de su público, todo resultó un poco más sencillo para un Spar CityLift que tuvo que trabajar duro para imponerse al auténtico dominador de la Supercopa durante los últimos años. Así, el equipo salmantino se resistió, pero no pudo soportar el gran tramo final de su rival y, en especial, de su exjugadora Adaora Elonu, nombrada 'MVP'.

Sabía el Perfumerías que no iba a resultar sencillo, sensaciones que Miguel Ángel Ortega no tardó en refrendar en un inicio de partido en el que su equipo necesitó de hasta tres minutos para anotar sus primeros puntos. Un tiempo en el que el Spar CityLift aprovechó para marcar las primeras diferencias de la mano de unas Adaora Elonu y Magali Mendi imparables en ataque (7-3).

Se sentía cómodo el equipo gerundense y eso se tradujo en un control total del ritmo de partido, a través de los impulsos ofensivos de Magali quien, con un nuevo triple y un nuevo rebote ofensivo, junto a una falta personal forzada, impedía que las visitantes se acercaran en el marcador (12-3).

Tuvo que recurrir el Avenida a la entrada en pista de una Silvia Domínguez 'tocada' pero que fue quien aportó un soplo de aire fresco en el juego de su equipo. Parecía que podía despegar el conjunto charro, si bien la irrupción de María Araujo impulsó una vez más a las de casa para cerrar el primer cuarto en 20-12.

Poco cambiaron las cosas con el comienzo del segundo periodo para los intereses de uno y otro conjunto. El Avenida lo intentaba sin éxito de cara al aro, mientras que las locales seguían creciendo con Naignouma Xoulibaly sumándose a la fiesta de la anotación con un 2+1 (23-14). Buscando nuevos recursos, el Avenida pareció sentirse algo más cómodo con la entrada en pista de unas Laura Gil y Kristine Vitola que aportaron altura para crecer desde el rebote.

Fue una labor que se tradujo en una pequeña renta, así como en el primer tiempo muerto de Eric Surís (24-19). Comenzaba a coger ritmo el cuadro visitante y eso significó una mayor circulación; fue gracias, en parte, a la presencia en pista de sus dos bases y a la primera diana desde el 6,75 de la debutante Maite Cazorla (27-27). El partido se igualaba y pocas jugadoras se mueven ahí mejor que Andrea Vilaró.

LAS VISITANTES, AL ACECHO

19 minutos después del inicio, ella lograba poner por primera vez a su equipo por delante con un triple desde la esquina (36-37). Así, el Avenida se metía en la lucha por el triunfo y todo volvía a empezar (39-39). Reinaba entonces la igualdad y Laura Gil estaba atenta a las líneas de pase, con lo que el Avenida trató de reclamar protagonismo.

Sin embargo, cada una de las acciones de la murciana encontraban respuesta en un Spar CityLift con un amplio abanico de posibilidades en ataque (47-46). El tercer cuarto ganaba en belleza y el intercambio de golpes se convertía en una constante que alimentaba la incertidumbre, un momento en el que Helena Oma y Rosó Buch exhibieron valentía en ataque.

Fue precisamente Buch quien logró una nueva renta al término del cuarto, con un aro pasado que levantó al público de sus asientos (63-58). Fontajau comenzaba a oler a título y más aún cuando Mendi alimentó su gran encuentro con un nuevo triple abierto con el que convertir el pabellón en una auténtica caldera (70-62).

Una vez más, las locales parecían romper el encuentro pero había ocho minutos por delante y las visitantes reaccionaron de nuevo a través de Vitola. El Spar CityLift volvió a estirar las diferencias, en esta ocasión de la mano de una Coulibaly que se ponía junto a Elonu en modo 'MVP' (77-72).

Quedaban solo cuatro minutos por jugarse y el triunfo estaba en el aire, pero el Uni Girona seguía apostando con fuerza por él, hasta tal punto que el paso al frente dado desde el rebote defensivo fue clave para que el título se quedara en casa. La bocina, al sonar, hizo que Fontajau disfrutase (82-80) con su segunda Supercopa.

Para leer más