24 de marzo de 2019
  • Sábado, 23 de Marzo
  • 7 de diciembre de 2008

    Stojakovic y Paul empañan el magnífico partido de Marc Gasol que reivindica su titularidad

    NEW ORLEANS (ESTADOS UNIDOS), 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

    No le duró mucho la alegría a Memphis Grizzlies tras conseguir romper la mala racha de siete partidos sin vencer y volvió a caer (106-87) ante New Orleans Hornets, en un partido en el que Marc Gasol fue de nuevo suplente pero se reivindicó con un magnífico partido en el que anotó 21 puntos, recogió siete rebotes y repartió dos asistencias.

    Los Grizzlies visitaron la cancha de los Hornets con la intención sumar su segundo triunfo consecutivo tras su victoria ayer ante Los Ángeles Clippers, pero el buen partido ante el equipo angelino fue un espejismo. Los de Memphis volvieron a ser un equipo gris, demostraron porque son uno de los peores equipos de la NBA con un bagaje de cinco victorias y 15 derrotas.

    Marc Gasol, que la noche anterior veía por primera vez desde que llegó a los Grizzlies el comienzo del partido desde el banquillo, repitió suplencia. Sin embargo, su no titularidad no impidió que el catalán realizase un gran partido. El pívot anotó 21 puntos, reboteó en siete ocasiones y asistió dos veces en los 26 minutos que estuvo sobre el parquet.

    Tan sólo Gasol y su compañero O.J.Mayo, uno de los mejores 'rookies' de la temporada, se salvaron del mal partido de Memphis. Mayo acompañó a Gasol en el aspecto ofensivo con 18 puntos, tres rebotes y cinco asistencias. Un jugador clave en el equipo de Marc Iavarony como Rudy Gay estuvo 'ausente' como reflejan sus escasos seis puntos y un sólo rebote.

    En contraste con el mal partido de Memphis está el buen encuentro de los Hornets, que sentenciaron el partido gracias a su acierto desde más allá de la línea de triple, ya que encestó 11 de 20 intentos. El serbio Peja Stojakovic, junto con el 'all star' Chris Paul se dieron un festival anotador ante el que nada pudieron hacer los Grizzlies.

    Stojakovic anotó 20 puntos con un altísimo porcentaje en triples, encestando cinco de los siete practicados. Al gran partido del serbio hay que añadir el 'partidazo' de Paul al que no le valió anotar 21 puntos y repartió 11 asistencias.

    El partido estuvo 'visto para sentencia' desde el comienzo y los de Marc Gasol en ningún momento pusieron resistencia para igualar el marcador. Con este encuentro, el catalán borra su mal encuentro de ayer y vuelve a 'dar un golpe en la mesa' para ser un hombre clave en el equipo.