30 de marzo de 2020
23 de enero de 2008

La selección dice adiós a las medallas en una jugada de locura

TRONDHEIM (NORUEGA), 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La selección española dijo adiós al sueño de las medallas en el Europeo de Balonmano, que se está disputando en Noruega, tras volver a perder de modo ajustado un partido, esta vez ante Suecia, por 26-27, y tras una jugada final de locura donde se pasó de tener la victoria a falta de cinco segundos a perder el choque.

José Javier Hombrados había detenido un siete metros a Kim Andersson con menos de un minuto para jugar. España afrontó el ataque con uno menos, pero forzó la exclusión y tuvo, como ante Francia, tiempo para construir un ataque.

Pastor retiró al portero para tener uno más, pero el precipitado lanzamiento de Mariano Ortega lo detuvo Svensson. El veterano portero del Portland San Antonio aún tuvo tiempo de lanzar el balón a Jonas Kallman, jugador del Ciudad Real, para que anotase a puerta vacía. Los nervios y dos miembros de la Asobal hacían que el combinado nacional pasase del sueño a la pesadilla en cinco segundos.

De este cruel modo, la actual subcampeona de Europa decía adiós a las semifinales y, por ende, a las posibilidades de clasificación directa a los Juegos de Pekín de este verano, pase que deberá jugarse en un Preolímpico en mayo.

La selección sólo ha ofrecido su mejor imagen ante Alemania y ha sido víctima de sus nervios y malas situaciones ofensivas, porque hoy la defensa funcionó en muchos momentos y Hombrados fue un líder, pero en ataque se atascó justo cuando se había labrado una renta de cuatro goles en la segunda mitad.

Juan Carlos Pastor optó por algunos cambios. Siguió confiando en el 5-1, con Raúl Entrerríos como adelantado y con Iker Romero en el lateral para vigilar al peligroso Kim Andersson, mientras que en ataque, además de dar la dirección al menor de los Entrerríos, recuperó a Mariano Ortega, aunque el veterano jugador no estuvo demasiado afortunado.

Los suecos aprovecharon de inicio los despistes defensivos en el cambio ataque-defensa de los españoles y con mucha velocidad hacían goles con facilidad. Suecia llevó la iniciativa y llegó incluso a mandar por tres goles (2-5, min.8), pero con la defensa de la selección bien ajustada se encontraban con muchos problemas, bien frenados Andersson y el pivote Ahlm.

España tampoco evitaba complicaciones ante el duro 6-0 de los de Ingemar Linnel y sólo 'Juanín' García (5 goles en la primera mitad) superaba con cierta facilidad el muro de Beutler. La entrada en el centro de Chema Rodríguez tampoco sirvió de mejora, pero Hombrados acudió al rescate e incluso permitió que la subcampeona de Europa alcanzase el descanso arriba (14-13).

ESPAÑA DESAPROVECHA EL TRABAJO DE HOMBRADOS Y 'JUANÍN'

España salió con la lección bien aprendida del choque ante Francia y en la reanudación saltó a la cancha del Spektrum con una mayor concentración defensiva, donde Pastor seguía apostando por el 6-0 por el que había optado en el tramo final del primer tiempo.

Además, Hombrados continuó con sus buenas intervenciones y la selección pudo coger su primera buena ventaja (16-13, min.33), y, pese a dos exclusiones, las genialidades de 'Juanín' y el capitán no sólo la mantuvieron sino que incluso la aumentaron (20-16, min.39).

Sin embargo, el combinado nacional no supo sacar partido a esta situación y sin acierto desde la primera línea, recibió un durísimo parcial de 1-6 que puso a Suecia por delante (21-22, min.48) y aumentó la tensión en el Spektrum.

España no supo gestionar los nervios. Desaprovechó ponerse por delante y Kallman dio la delantera a los de Linnel y dejó en inferioridad a los españoles. La campeona del mundo de 2005 se sobrepuso a dos tantos de desventaja y al penalti de Andersson, pero no fue suficiente para evitar el destino reservado en otro final frenético.