5 de abril de 2020
27 de abril de 2008

Los Ferrari de Raikkonen y Massa mandan en Montmeló

Los Ferrari de Raikkonen y Massa mandan en Montmeló
REUTERS
Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar



   MONTMELÓ (BARCELONA), 28 Abr. (EUROPA PRESS) - 

El finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) reafirmó su liderato en el Mundial de Fórmula 1 al llevarse la victoria en la 52 edición del Gran Premio de España en el Circuit de Catalunya.

El español Fernando Alonso (Renault), que partía de la segunda posición, pasó de la ilusión a la decepción al romper el motor del 'R28' y tener que retirarse de la carrera en la vuelta 34, cuando iba quinto, en uno de los nueve abandonos de una prueba, donde el susto lo dio Heikki Kovalainen (McLaren-Mercedes), víctima de un espectacular accidente sin consecuencias.

   Los Ferrari volvieron a mandar en el circuito de Montmeló, con Raikkonen primero de principio a fin y Felipe Massa en la segunda posición, obtenida por el brasileño en la primera curva al adelantar a Alonso, y en tercer lugar acabó el inglés Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), de vuelta al podio después de dos carreras, seguido por el polaco Robert Kubica (BMW-Sauber) y el australiano Mark Webber (Red Bull Racing), cuarto y quinto, respectivamente.

   Raikkonen logró su segundo triunfo del curso e hizo valer su 'pole' en el circuito catalán, donde, como casi siempre, ganó quien salió primero --así ha ocurrido desde 2000 y en 14 de las 18 carreras en Montmeló--. Con este triunfo, el vigente campeón se afianza al frente de la clasificación --con nueve puntos sobre Hamilton y diez sobre Kubica-- y también Ferrari, con tres triunfos de cuatro posibles, encabeza ahora la tabla de constructores.

   La carrera no tuvo mucha historia en la cabeza debido al dominio de los Ferrari, ya que Raikkonen no tardó en distanciarse y Massa mantenía alejado a Alonso, que se centraba en controlar a Hamilton. El español, sin embargo, empezó a perder sus opciones de subir al podio después de su repostaje en la vuelta 15, tres y cuatro antes que los Ferrari y cinco respecto a Hamilton, y luego enterró toda esperanza de puntuar cuando rompió el motor.

SUSTO DE KOVALAINEN Y ABANDONOS DE LOS RENAULT.

   Antes de la decepción de despedir a Alonso, sin embargo, se produjo el gran susto de la jornada en Montmeló, debido al espectacular accidente que sufrió el piloto Heikki Kovalainen (McLaren). El finlandés se estrelló a gran velocidad contra una barrera de neumáticos tras salirse de la pista debido a un reventón de la rueda delantera izquierda y, tras unos minutos de incertidumbre hasta que fue sacado del coche, se vio que estaba consciente.

  Kovalainen fue retirado en una camilla con un collarín y, como hiciera Alonso en su día al sufrir un accidente en Brasil, levantó el pulgar de una mano. Después, fue examinado en el centro médico del circuito, donde la primera valoración de los médicos reveló que estaba estable y no sufría lesiones graves, aunque posteriormente fue evacuado del circuito en un helicóptero para someterse a más pruebas en el Hospital General de Catalunya.

   El accidente provocó la segunda neutralización de la carrera, que ya había sido interrumpida con una primera entrada del coche de seguridad en la segunda vuelta por un choque entre Adrian Sutil (Force India) y Sebastian Vettel (Toro Rosso). Por entonces, Alonso estaba sexto, aunque luego se puso quinto, debido a una penalización de 10 segundos a Nick Heidfeld (BMW), y entonces el motor 'R28' dijo 'basta'.

   El asturiano se vio obligado a retirarse en la vuelta 34, en el que fue su primer abandono esta temporada y también en las ocho carreras que ha disputado en Montmeló, donde llevaba tres años subiéndose al podio --tercero el año pasado, ganador en 2006 y segundo en 2005, como también en 2003--. El humo y el fuego empezaron a salir del motor del Renault, el mismo de la anterior prueba del Mundial, y ahí acabaron los sueños de Alonso.

   El piloto español, sin embargo, pese a no poder luchar por ser sexto o séptimo, como se había planteado en la víspera y que estaba siendo su objetivo en la carrera hasta la retirada, asegura irse satisfecho de Montmeló, pues ha demostrado que puede competir por mejores posiciones que hasta ahora, tras haber logrado el cuarto mejor tiempo en la segunda serie de la sesión de calificación tras los Ferrari de Raikkonen y Massa y del BMW de Kubica.

  Pese a las esperanzas del sábado, la decepción fue total para Renault este domingo, ya que el brasileño Nelson Piquet, que por primera vez había entrado en la 'Q3' y salía décimo, también tuvo que retirarse. Piquet sufrió una salida de pista en la cuarta vuelta que le hizo retroceder a la decimoctava posición y, tres vueltas después, abandonó después de chocar con el coche de Sebastien Bourdais (Toro Rosso) cuando trataba de adelantar al francés.

   Bourdais también tuvo que dejar la carrera, en la que se registraron nueve abandonos, ya que tampoco pudieron terminar la prueba el alemán Nico Rosberg (Williams), quien, como Alonso, rompió el motor de su monoplaza, ni tampoco el brasileño Rubens Barrichello (Honda), el británico Anthony Davidson (Super Aguri) y los alemanes Adrian Sutil (Force India) y Sebastian Vettel (Toro Rosso).