24 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

La Fórmula 1, una cuestión de familia

La Fórmula 1, una cuestión de familia
Sagas familiares de pilotos en la F1 - AFP7

   MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Fórmula 1 es un deporte con 70 años de historia, tiempo de sobra para que haya visto pasar a varias sagas familiares de pilotos, algunas tan familiares que tanto el padre como el hijo han logrado conquistar el título mundial. El último que intentará emular ese éxito es Mick Schumacher, que la próxima temporada debutará con el equipo Haas. Repasamos algunos de esos apellidos tan famosos:

   1) SCHUMACHER: Michael Schumacher se mantiene como el piloto con más títulos de la historia, aunque desde este año tiene que compartir ese privilegio con Lewis Hamilton, que la próxima temporada intentará superarlo con el octavo entorchado. Tras reinar dos veces con Benetton, fue el dominador absoluto de la competición con Ferrari entre 2000 y 2004 antes de cerrar su carrera en Mercedes. Su hijo Mick, de 21 años y que este mismo fin de semana podría proclamarse campeon de la Fórmula 2, tratará de alargar el legado a partir del próximo año en Haas.

   2) ROSBERG: La última saga que ha conquistado los títulos mundiales en dos épocas diferentes. Keke, el padre, se coronó en 1982 con el equipo Williams, a pesar de que apenas logró cinco victorias en toda su carrera en la F1, donde estuvo menos de una década. Más prolija fue la trayectoria de su hijo Nico, que fue subcampeón dos veces hasta que en 2016 logró batir a su rival y compañero de equipo Hamilton. Sorprendentemente, anunció su retirada nada más conseguirlo, con la sensación del deber cumplido y apenas 31 años de edad.

   3) VILLENEUVE: En 1982, Gilles Villeneuve falleció en un accidente sufrido con su Ferrari durante los entrenamientos del Gran Premio de Bélgica. Dejó inacabada su misión de llegar a la cima, tras rozar el título en 1979, y tuvo que ser su hijo Jacques quien finalizara el trabajo 15 años después de la muerte de su padre. Al volante de un Williams, el canadiense conquistó el título en 1997, pero le quedó la espina de que en sus nueve años siguientes en el 'Gran Circo' nunca tuvo la oportunidad de lograr otro campeonato. El Circuito Gilles Villeneuve de Montreal acoge cada año el GP Canadá.

   4) FITTIPALDI: En este caso no hablamos de padre e hijo, pero merece una mención porque Emerson Fittipaldi, el patricarca y doble campeón mundial (1972 y 1974), acaba de sumar su tercer familiar enrolado en un Gran Premio. Tras su hermano Wilson y su sobrino Christian, que nunca lograron subir al podio en la F1, este fin de semana será el turno de su nieto Pietro, reclutado por Haas para reemplazar a Romain Grosjean en el Gran Premio de Shakir.

   5) VERSTAPPEN: Desde los Países Bajos llega una de las pocas sagas donde el hijo ha logrado superar al padre. Jos Verstappen disputó ocho campeonatos entre 1994 y 2003, pero apenas pudo sumar dos podios durante una carrera por equipos más bien modestos. Su hijo Max irrumpió como un meteorito en 2016, cuando a los 18 años se convirtió en el más joven en ganar una carrera, y ya suma nueve triunfos en la F1, donde actualmente pelea por el subcampeonato con Valtteri Bottas. El Verstappen junior ya ha avisado que no piensa parar hasta tocar la gloria.

   6) PIQUET: Al contrario que los Verstappen, en la familia brasileña de pilotos el padre sí fue mejor que el hijo. Hablamos de Nelson Piquet, uno de los más laureados de la historia con tres títulos mundiales (1981, 1983 y 1987). Su vástago Nelsinho llegó a la F1 en 2008, aunque no duró ni dos temporadas completas en Renault y es recordado por el polémico suceso en el GP Singapur 2008, donde denunció que el equipo francés le obligó a provocar un accidente para favorecer a su compañero Fernando Alonso. El hijo pequeño de Nelson, Pedro Piquet, disputa actualmente la F2, donde ocupa la vigésimo primera posición.

   BONUS) SAINZ: Pese a no ser un piloto de Fórmula 1, Carlos Sainz padre tiene un lugar más que meritorio en la historia del automovilismo mundial después de ganar dos veces el Mundial de Rallys y tres veces el Rally Dakar, prueba que volverá a disputar el mes que viene. A su hijo le gustaron más los karts desde pequeño y la conquista de la Fórmula Renault 3.5 Series en 2014 le permitió saltar a la F1 con Toro Rosso. Tras seis años de rodaje y consolidación, defendiendo también los colores de Renault y McLaren, en 2021 vestirá el mono más mítico de la F1. Ataviado con el rojo de Ferrari, intentará emular a su padre y proclamarse campeón mundial en una nueva disciplina inédita en la familia.

Para leer más