26 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

Fórmula 1.- Los organizadores del Gran Premio de Malasia rebajarán los precios para vender 100.000 localidades

KUALA LUMPUR, 6 Abr. (EP/Reuters) -

Los aficionados a la Fórmula 1 podrán conseguir entradas asequibles para el Gran Premio de Malasia del próximo año, dado que los organizadores de la carrera aspiran a lograr una audiencia de, al menos, 100.000 espectadores abaratando el precio de las localidades.

Cerca de 98.000 aficionados vieron cómo Sebastian Vettel y Mark Webber finalizaban primero y segundo, respectivamente el pasado fin de semana, liderando a Red Bull en un circuito que puede albergar hasta 130.000 espectadores.

El director ejecutivo del trazado, Razlan Razali, indicó hoy, en declaraciones al periódico 'Estrella': "Ahora debemos empezar a planear el próximo año y tenemos que revisar los precios de las entradas". También expresó su deseo de hacer el Gran Premio de Malasia "más accesible al público, así como lograr enganchar a lo malayos a este deporte".

Aunque la intención del director ejecutivo era alcanzar los 100.000 espectadores en la carrera del domingo, finalmente dicho objetivo no se alcanzó. Por ello el director ejecutivo es consciente de que deben trabajar para "atraer a los fans". "Mi esperanza es ver las gradas del circuito de Malasia a rebosar en el futuro", indicó.

El circuito de Sepang, de propiedad estatal, se encuentra a 85 kilómetros del centro de Kuala Lumpur y con frecuencia se ha visto afectado durante los fines de semana por las fuertes lluvias, incluyendo el torrencial aguacero que obligó a acortar la carrera el pasado año.

Después de 12 años de carreras de Gran Premio las instalaciones podrían rehabilitarse, según informa Razlan Razali. "El plan es mejorar las instalaciones y mejorar las infraestructuras para el próximo año", apostilló.

Por último, el director ha señalado que sus principales prioridades son "reparar determinadas fugas, instalar un edificio permanente y reforzar la hospitalidad del 'paddock' de apoyo", concluyó.