21 de abril de 2019
7 de junio de 2010

Fútbol/Mundial.- Torres (Estados Unidos): "Quiero enfrentarme a Messi y luego ir a un equipo grande como el Real Madrid"

José Francisco Torres y Hérculez Gómez, dos mexicanos que triunfan con la selección de las 'Barras y Estrellas'

ZURICH, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El internacional estadounidense José Francisco Torres, asegura que su máxima ilusión en el próximo Mundial es enfrentarse a Lionel Messi y después marcharse a un club "grande como el Real Madrid".

De padre mexicano y madre estadounidense, su sueño era jugar con la selección azteca y por ello emigró desde Estados Unidos para jugar en el Pachuca mexicano. Pero Hugo Sánchez decidió no incluirlo en la preselección para los Juegos de Pekín 2008 y cambió de idea.

"Era una decisión muy difícil, pero cuando la tomé lo hice con mucho corazón. Fueron unos días muy difíciles. Era muy estresante. La verdad siempre pensaba '¿qué voy a hacer?', pero finalmente me decidí", señala, en palabras al web de la FIFA, que recoge Europa Press.

Torres viajó a China con el equipo sub-23 de Estados Unidos y ahora es una de las estrellas del equipo Bob Bradley. "Es un jugador con talento. Tiene una buena habilidad para conectar pases. Es inteligente y esa es la razón por la que se ha podido asimilar tan bien en nuestro equipo", afirma el entrenador.

Por eso, feliz por su decisión su futuro lo tiene también claro: "Quiero jugar contra Argentina, y enfrentarme a Lionel Messi y después ir a un equipo grande como el Real Madrid", asegura.

Similar es la situación de Hérculez Gómez, que nació en territorio estadounidense en el seno de una familia mexicana y también se marchó para jugar en el Cruz Azul. Sin embargo, su trayectoria no fue brillante y volvió para jugar en Los Angeles Galaxy.

Así, en 2007 recibió su primera oportunidad en una joven selección de Estados Unidos que Bob Bradley decidió llevar a la Copa América, pero tampoco después tuvo suerte y volvió a México, al Puebla, donde terminó como máximo goleador de la liga azteca. "Me emocioné muchísimo cuando llegó la llamada a la selección. Pero estoy aquí por una razón: el técnico Bradley ha mostrado mucha confianza en mí y yo voy a hacer todo lo posible para ayudar al equipo en Sudáfrica", destaca.