26 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Aguirre reconoce que la Copa del Rey podría ser el título más asequible: "Es la competición más breve, casi al límite"

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El técnico del Atlético de Madrid, Javier Aguirre, reconoce que la Copa del Rey podría ser el título más asequible, sobre todo porque es el más breve y, pese a su exigencia, son menos los partidos que hay que ganar para llegar al final.

"Mañana vamos con la intención de hacer un buen encuentro de visitante, sabiendo que la eliminatoria es a doble partido, y con el deseo de seguir con la rachita de mantener la portería a cero, estar organizados, buscar el arco rival cuando tengamos la pelota... Le damos muchísima importancia a este partido", asegura sobre su estreno mañana en Granada.

Así el técnico recalca que "es la competición más breve, casi al límite" y que van "a intentarlo". "Es muy difícil hablar de título, pero hoy hay 32 y el 2 de enero ya sólo 16 y si te toca la fortuna de un rival de tu nivel... te metes entre los ocho... a poco que estés serio te instalas en semifinales y a partir de ahí puede ganar cualquiera", considera.

Aguirre lo compara con los otros dos en juego, más complicados: "En UEFA, primero está cómo quedes, que rivales de 'Champions' llegan, y hay equipos de mucha calidad. Es un pelín más largo que la Copa y en la Liga ni te digo... se han escrito muchas historias de lo que puede pasar, como el año pasado que el Villarreal hizo 24 puntos y nos dejó fuera de Europa", recuerda.

Sin embargo, y pese a la trascendencia que le concede, sabiendo que resta un partido de vuelta en el Calderón, aprovechará para realizar cambios en el once titular y él mismo confirmó el equipo en rueda de prensa: "Falcón, Valera, Pablo, Ze Castro, Antonio López, Luis García, Raúl García, Cleber Santana, Simao, Forlán y Mista".

Además, confía en que Miguel de las Cuevas pueda tener unos minutos y ha entrado en lista junto a Perea, Abbiati y los canteranos Camacho y Quillo.

El técnico, por otra parte, se refirió al "contratiempo serio" de la lesión de Thiago Motta, que cree que "será para poco" y la de Leo Franco, que es "más grave" y hoy le operan en tierras finlandesas.

Estos "contratiempos" le hacen replantearse el futuro y su idea de no fichar en el mercado de invierno, aunque pidió tiempo para confirmar esta decisión, a la espera de los resultados de las pruebas médicas de ambos. "Primero hay que ver cómo están las cirugías y los jugadores. No quiero cambiar a nadie, estoy feliz con mis jugadores, pero hay que ver la magnitud de estos contratiempos", expresó.