18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 27 de abril de 2019

    El Athletic mantiene distancias con el Alavés y el Celta suma un punto escaso en Butarque

    El Athletic mantiene distancias con el Alavés y el Celta suma un punto escaso en Butarque
    WWW.ATHLETIC-CLUB.EUS

       MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

       Athletic Club y Deportivo Alavés empataron (1-1) este sábado en el derbi vasco de San Mamés en la jornada 35 de LaLiga Santander, un resultado que sirve a los bilbaínos para mantener distancias con el octavo y seguir aspirando a jugar en Europa el próximo curso, mientras que el RC Celta sumó un punto escaso (0-0) en Butarque en busca de la permanencia.

       En una primera mitad inaugurada con un remate al palo de Jony, el cuadro vizcaíno logró ponerse por delante a los 41 minutos, cuando Beñat ejecutó a la perfección un libre directo desde 30 metros que pasó por encima de la barrera y se coló por la escuadra de la portería de Pacheco.

       Sin embargo, solo cuatro minutos después y en otra falta, Jony puso un centro ante el que salió de puños Herrerín, y el rechace cayó en la frontal para Maripán; el defensa chileno disparó y el balón se le escapó al portero rojiblanco, una ocasión que aprovechó Borja Bastón para anotar a placer.

       De esta manera, el Athletic Club sigue apostando por al menos esa séptima plaza que puede tener billete a Europa con 50 puntos, tres más que un Deportivo Alavés que enlaza siete jornadas sin ganar.

       Por la tarde, en el sur de Madrid, Leganés y Celta se repartieron los puntos sin goles y tampoco muchas ocasiones. El cuadro pepinero quiso complacer a Butarque después de la floja actuación de las últimas dos jornadas desde la mitad de la tabla. El 'Lega' fue mejor en el primer tiempo, pero tampoco tuvo ocasiones de peligro. La intensidad y la presión local dejó sin respuesta al Celta.

       Hugo Mallo hizo el primer tiro a puerta visitante ya por el minuto 50, en lo que fue también la primera noticia de los laterales. El partido se rompió por momentos y Aspas tuvo la de cada partido, pero Omeruo la sacó en la línea de gol. La pared con Maxi dejó al de Moaña delante de Cuéllar pero muy forzado, reclamando incluso penalti. Boudebouz mejoró a los de Escribá, no así el regreso de Brais.

       De hecho, los de Pellegrino tuvieron más gasolina al final, con Carrillo y Michael Santos, y el partido murió en el área de un Celta que suma un punto, como el miércoles ante el Espanyol, en línea positiva pero en una racha ahora en cuentagotas que no impide que el descenso pueda seguir a dos puntos, a tres de manera provisional, dependiendo de lo que haga el Girona el domingo.