8 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

El Atlético celebra su regreso a la 'Champions' con sufrimiento y alegría

El Atlético celebra su regreso a la 'Champions' con sufrimiento y alegría
REUTERS

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Atlético de Madrid se impuso (1-0) al Deportivo de la Coruña para cerrar, con el solitario gol del urugayo Diego Forlán, su regreso a la Liga de Campeones, doce años después de su última clasificación, y entregar a su afición un premio que se le resistía desde su vuelta a la Primera División.

Una victoria que, unida a las cosechadas ante Recreativo y Espanyol en las dos últimas jornadas, sentencia el cuarto puesto de la mejor forma posible: ante su público, mostrando (por fin) algunos síntomas de solidez defensiva -ningún gol encajado en estos tres últimos partidos- y conservando intacta su capacidad goleadora de la mano del 'Kun' Agüero y Forlán.

Sustancialmente lejos queda, sin embargo, aquel equipo dirigido por Radomir Antic, mucho más fiable, trabajado y consistente, que hace doce años mereció su participación en la máxima competición continental sin basar su juego, casi de forma exclusiva, en la calidad y oportunio de su dupla atacante.

De esa forma, porque no podía ser de otra, llegó la primera ocasión atlética. Contragolpe que Forlán puso en bandeja del 'Kun' pero que el argentino, tras recortar a Lopo, desaprovechó ante la salida de Aouate. Precisamente un fallo del central deportivista propición una nueva oportunidad rojiblanca, pero el disparo de Luis García se perdió desviado.

El primer susto para el Calderón no lo daría Xisco hasta pasada la media hora de partido, cuando un balón en largo de De Guzmán dejó solo al mallorquín ante Leo Franco, muy rápido en su salida para desbaratar la llegada deportivista. Después otro tímido disparo y aproximación por banda, siempre con Xisco como protagonista, y poco más tanto para uno y otro equipo hasta el último minuto de la primera mitad.

En el momento más oportuno, cuando la afición 'colchonera' comenzaba a impacientarse y las noticias que llegaban desde Sevilla no eran nada alagüeñas, los de Aguirre dieron el primer paso para asegurar su presencia en la próxima 'Champions' sin esperar los deméritos ajenos. Maxi se internó en banda izquierda y cedió atrás para que Forlán, siempre en boca de gol, acertara por fin a adelantar al Atlético y concediera a la afición rojiblanca el descanso más féliz de la última década.

El gol dio otro aire al juego ofensivo del Atlético, ya con Simao en el campo, que sin maravillar a nadie sí logró acechar con mucho más peligro la meta de Aouate. El 'Kun' estuvo a punto de sentenciar el choque, tras un genial control y golpeo que se encontró con el portero visitante, primero, y al finalizar una contra iniciada por él mismo que De Guzmán salvó en línea de gol.

SUFRIMIENTO ROJIBLANCO

El ataque rojiblanco comenzó a diluirse en el ecuador de la segunda mitad, cuando Lotina dio entrada a Lafita y Riki y el temor al fatal desenlace empezó a hacer mella en el cuadro de Aguirre, que comenzó a regalar el balón y buena parte del campo al equipo gallego.

Mientras la afición del Manzanares la tomaba con el árbitro, el Deportivo empezó a creer en sus posibilidades de sacar algo positivo de su visita a la capital, en especial mediante córners y faltas laterales. Con el Atlético cada vez más atrás llegó la jugada clave del partido, cuando Sergio sirvió atrás para que Coloccini, con el corazón de los rojiblancos en un puño, estrellara su remate en el poste y el balón se paseara de lado a lado por la portería de Leo Franco.

El Deportivo lo siguió intentando con algún balón al área, pero en esta ocasión la suerte jugaba de cara para el Atlético. Con la tensión latente en cada acción de los minutos finales, la afición rojiblanca despejó el último balón del encuentro para poder respirar tranquila y festejar, finalmente, el regreso de su equipo a la élite europea.