18 de septiembre de 2019
10 de enero de 2009

El Barça mide la racha de Osasuna y el Real Madrid busca seguir su mejoría en Mallorca

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El FC Barcelona visita el siempre complicado Reyno de Navarra para medirse a un conjurado Osasuna que no sabe lo que es perder en el nuevo año, con la intención de distanciarse aún más de sus rivales y de seguir mostrando el juego que deslumbró en Copa del Rey, mientras que el Real Madrid quiere continuar con su mejora de juego y resultados en Mallorca en el partido 500 en Liga de su capitán, Raúl, en la décimo octava jornada de Liga BBVA.

En el Reyno de Navarra, el colista, Osasuna recibirá al líder del campeonato, el FC Barcelona, con el objetivo de dar la vuelta a la situación y salir de los puestos de descenso en este 2009 en el cual no conocen la derrota. Los navarros se han conjurado para no dejar escapar más puntos en su estadio, una de las claves para conseguir la salvación, en un partido para el que José Antonio Camacho no podrá contar con Roversio, Margairaz, Kike Sola y Dady.

El FC Barcelona visita en el Reyno de Navarro al colista de la liga pero a sabiendas de que, históricamente, la igualdad entre ambos equipos en partidos disputados en Pamplona es máxima, pues de 30 partidos los locales han ganado 10, los azulgrana 10 y se han empatado otros 10. Por todo ello, los hombres de Pep Guardiola, que ha descartado a Hleb y no podrá contar con el sancionado Márquez, tendrán que vigilar para no perder la racha de imbatibilidad.

El Real Madrid pone a prueba su mejoría de juego y resultados desde que Juande Ramos relevase a Bernd Schuster en el Ono Estadi frente al RCD Mallorca en un partido en el que los madridistas buscan alcanzar el segundo puesto de la clasificación, mientras que los baleares llegan al choque en plena crisis deportiva, antepenúltimos en la tabla.

Nueve son las jornadas que lleva el conjunto de Gregorio Manzano sin sumar los tres puntos en Liga, además en los últimos nueve encuentros sólo ha logrado dos empates y siete derrotas. La moral mallorquinista está en alza tras la victoria copera esta semana ante el Almería por 3-1, un marcador favorable de cara al partido de vuelta en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo.

Todo apunta a que Juande Ramos tendrá que elegir entre el argentino Higuaín, recuperado de su amigdalitis, y el holandés Huntelaar, para acompañar en la punta de ataque a Raúl. El resto del equipo con casi toda seguridad será el mismo que venció la semana pasada al Villarreal en el Bernabeu. Esto quiere decir que la defensa será la de 'gala' -Ramos, Pepe, Cannavaro y Heinze-, 'Lass' acompañará a Gago en el doble pivote y Robben y Sneijder ocuparán las bandas.

El técnico balear Gregorio Manzano tendrá más dificultades para elegir a los once jugadores que salten al campo. No podrán jugar por sanción Josemi, Aduriz y Varela y por lesión Moyá y Castro. Con sólo 17 hombres de la primera plantilla, Manzano ha tenido que recurrir al filial para completar la convocatoria.

AGUIRRE, EXAMINADO POR LA AFICIÓN

El Atlético de Madrid intentará olvidar la dolorosa derrota copera frente al Barcelona en el Calderón en el mismo estadio donde Messi sacó los colores a los colchoneros. Los de Javier Aguirre están obligados a lograr la victoria frente al Athletic si quieren permanecer en puestos europeos, ya que de lo contrario podrían caerse de los puestos que acreditan jugar la próxima temporada competición continental.

Por su parte, el Athletic viaja tierras madrileñas con el objetivo de asentarse en la zona tranquila de la tabla y encadenar su sexto partido consecutivo sin conocer la derrota y el cuarto a domicilio, entre Liga y Copa, tras las victorias ante Numancia, Sporting y Betis, y los empates ante Osasuna, Racing de Santander y Espanyol, y si es posible, repetir el triunfo de la pasada temporada por 1-2 tras los goles de Susaeta y Llorente.

Un RCD Espanyol muy tocado por la derrota copera buscará la primera victoria desde la llegada al banquillo de José Manuel Esnal 'Mané'. Todavía con las bajas de Tamudo y De la Peña, Mané tendrá que buscar la solución en los mismos hombres que perdieron en El Ejido.

Por su parte, el Almería viaja a Montjuich dispuesto a continuar con la reacción atisbada la semana pasada, con su triunfo ante el Betis (1-0), resultado que sirvió para que su nuevo técnico, Hugo Sánchez, debutara en el banquillo de la mejor manera posible.

Betis y Málaga disputarán en el estadio Ruiz de Lopera un derbi andaluz con distinto sentido para ambos conjuntos, ya que los locales están a sólo cuatro puntos del descenso, mientras los visitantes miran decididamente a la zona UEFA de la tabla. Y es que el Betis ha sumado sólo uno de los últimos quince puntos disputados.

Con todo, el triunfo copero (0-1) ante el Real Unión ha servido de bálsamo para un equipo que está obligado a ganar, aunque todavía no ha salido airoso en ninguno de los choques regionales que ha tenido esta temporada. Para el Málaga la historia es bien distinta. Con un presupuesto bajo, y pese a ser un recién ascendido, el cuadro costasoleño sólo ha perdido uno de sus siete últimos partidos, y ya es octavo.

Racing de Santander, decimosegundo con 21 puntos, y Recreativo de Huelva, que acaba de salir de los puestos de descenso, a los tiene, pese a ello, a sólo 2 puntos, dirimirán otro choque de intereses directos en un partido entre dos conjuntos al alza. El 'Recre' llega a este choque con la moral alta merced a su victoria (3-1) sobre el Numancia. Los problemas se centran en defensa, donde Sisi ha estado con gastroenteritis e Iago arrastra problemas físicos.

Duelo de modestos en la zona cómoda de la tabla el que van a protagonizar Sporting de Gijón y Valladolid en el Estadio de El Molinón con el objetivo de sumar tres puntos que puedan hacerles soñar con pelear en los puestos europeos. Ambos equipos intentarán 'olvidar' con un triunfo los tropiezos de la jornada pasada.

En el choque que mide a Numancia y Getafe, los protagonistas serán las condiciones climatológicas y el estado de Los Pajaritos. El equipo de Sergio Kresic lleva tres partidos ligueros sin caer derrotado en su estadio, mientras que los madrileños intentarán romper la racha encadenada de dos jornadas sin vencer.