9 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

El Camp Nou vuelve a abroncar al equipo y a Laporta con una nueva pañolada

El Camp Nou vuelve a abroncar al equipo y a Laporta con una nueva pañolada
REUTERS
Foto de la Noticia
Foto: REUTERS + Ampliar

   BARCELONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   Los aficionados que se dieron cita en el Camp Nou abroncaron de forma mayoritaria a los jugadores y al presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, en el reencuentro del equipo barcelonista con su público después de la goleada sufrida ante el Real Madrid (4-1) coincidiendo con el partido ante el Mallorca (2-3), y despidieron con aplausos y muestras de apoyo al entrenador Frank Rijkaard en el último partido del holandés en el Camp Nou.

   El Camp Nou, medio vacío, con sólo 38.000 aficionados en las gradas, volvió a poblarse de pañuelos blancos, tanto al comienzo como al final del partido, en el que el Barça volvió a defraudar y encajó una nueva derrota tras ir ganando por 2-0, y prácticamente sólo tuvo aplausos para Rijkaard y para los miembros del equipo de hockey sobre patines, que esta tarde se alzaron con la Copa de Europa en la final disputada en el Palau Blaugrana.

   El resto de la noche fue una constante muestra de protesta por parte de la hinchada culé, del principio al final del partido. Antes del comienzo del encuentro, las gradas se llenaron de pañuelos de los aficionados, que primero se dirigieron al palco y después al campo y dedicaron una sonora pita al equipo y a la directiva. En las gradas, aparecieron numerosas pancartas de agradecimiento a Rijkaard y también algunas contrarias a Laporta.

   PROTESTAS CONTRA LAPORTA AL FINAL DEL PARTIDO

   El presidente barcelonista también tuvo que escuchar el grito 'Barça sí, Laporta no' de buena parte del público al comienzo y en diferentes momentos del partido, así como al final del encuentro, cuando unos 300 seguidores se agolparon en las puertas de acceso al palco, protegidas por agentes de los Mossos d'Esquadra y de la seguridad privada del club, para proseguir con sus protestas contra Laporta, al que reclamaron la dimisión.

   Durante el partido, el Camp Nou también estalló en varios momentos con cánticos contra Laporta, aunque quienes fueron abroncados con mayor frecuencia fueron el delantero Samuel Eto'o y el centrocampista Anderson Luis de Souza, Deco, los dos jugadores que se perdieron el partido del Bernabéu por sanción y que fueron acusados de haberse 'borrado' para evitarse el pasillo de honor a los jugadores del Madrid en el clásico.

   Eto'o y Deco fueron silbados cada vez que tocaron el balón y el camerunés incluso se llevó los pitos de algunos aficionados cuando marcó el segundo gol del Barça, que mostró la rabia del delantero al golpear dos veces el balón contra la red después de haber logrado el tanto. Rijkaard, en cambio, se llevó aplausos en sus salidas desde el banquillo, la primera al cuarto de hora de juego, cuando el Camp Nou se puso a corear su nombre.

   'Gracias' fue la palabra elegida por la mayoría de aficionados que dedicaron una pancarta de despedida a Rijkaard, al que también dirigieron otras como 'Nunca te olvidaremos' o una con la leyenda 'Rijkaard you'll never smoke alone' (Rijkaard, nunca fumarás solo) que mostraron los jóvenes de la peña 'Almogàvers', que durante el partido ondearon banderas negras como medida de protesta por la imagen ofrecida por los jugadores en el Bernabéu.

   El día de su último partido en el Camp Nou, Rijkaard se llevó la decepción de una nueva derrota, tras encajar tres goles en el segundo tiempo (Valero, Webó y Güiza), después de haber ido ganando por 2-0 (Henry y Eto'o), debido a un gol de Güiza, el 'pichichi' de la Liga y posible objetivo del Barcelona, en el tiempo añadido, que completó la remontada de un Mallorca que sueña con la Copa de la UEFA.

   El técnico holandés, por su parte, agradeció el apoyo recibido durante sus cinco años al frente del primer equipo del club catalán y pidió "un Barça unido" de cara al futuro en una carta abierta dirigida a los socios a través del diario gratuito que distribuye el club los días de partido en el Camp Nou, en el que el club ensalzó la figura de Rijkaard, al que dedicó la portada con el titular 'Gràcies Frank' y muchas frases de elogio.

   En la portada, apareció la silueta del entrenador con un fondo negro repleto de palabras que repasan su trayectoria en el Barça, como sus dos Ligas y la Liga de Campeones, y también su carácter y su estilo. 'Diálogo, conciliación, respeto, autocontrol, señor, corrección, fair play, educación, equilibrio, paciencia, elegancia, diplomacia, moderno, sentido común', son las palabras que dedicó el club a Rijkaard.

   En el editorial de la publicación, destacó que "la historia situará a Rijkaard y su equipo en un lugar destacado" y que "una Champions, dos Ligas y dos Supercopas de España es un balance extraordinario".