21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 25 de mayo de 2018

    La eficacia de su tridente guió a Kiev al Liverpool más goleador de la historia

    La eficacia de su tridente guió a Kiev al Liverpool más goleador de la historia
    PREMIER LEAGUE

    MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El Liverpool disputará este sábado su octava final de la Liga de Campeones después de cuajar un camino inmaculado hacia Kiev, perdiendo solo un partido y sustentándose en la eficacia goleadora de su tridente, formado por el egipcio Mohamed Salah, el brasileño Roberto Firmino y el senegalés Sadio Mané.

    Y es que, tras el también finalista Cristiano Ronaldo, líder goleador de la temporada en la máxima competición continental (15), la delantera 'red' es la más goleadora del curso, copando del segundo al cuarto puesto: 11 tantos Salah y Firmino y nueve Mané.

    Sobre la puntería del tridente afro-brasileño, el conjunto de Jürgen Klopp ha edificado un paso sólido por el torneo, donde se ha convertido en el equipo más goleador de la historia de la competición con 46 tantos hasta el momento, superando los 45 del FC Barcelona de la temporada 1999-2000. De todos, hay que aclarar que sólo 40 fueron en su camino desde la fase de grupos, ya que los otros seis llegaron en su 'playoff' ante el Hoffenheim alemán.

    Sin embargo, el comienzo 'oficial' del cuadro inglés fue algo trabado; los empates iniciales ante el Sevilla (2-2) y el Spartak de Moscú (1-1) no auguraban grandes éxitos. Los 0-7 y 3-0 ante el Maribor, un nuevo empate ante los nervionenses (3-3) y el triunfo ante los rusos (7-0) le permitieron acabar la fase de grupos como líder.

    Ni siquiera la marcha de Philippe Coutinho -autor de cinco goles- al Barça en enero dañó la moral de los de Klopp, que afrontaron los octavos de final de manera contundente. Un 'hat-trick' de Mané y los tantos de Salah y Firmino arrollaron al Oporto y permitieron a los 'reds' poner pie y medio en la siguiente ronda; el duelo de Anfield supuso un mero trámite (0-0).

    Llegaron entonces los cuartos, donde el mundo del fútbol comenzó a tomarse en serio al Liverpool. El sorteo les cruzó con el Manchester City de Pep Guardiola, a la postre campeón de la Premier y que les había endosado una 'manita' en el torneo liguero.

    Pero los de Klopp allanaron su camino en la ida con una victoria por 3-0, con cierta polémica, y en la vuelta supieron aguantar a un rival que dominaba 1-0 y al que se le anuló un gol legal al filo del descanso, que supuso las protestas del técnico catalán a Mateu Lahoz para terminar expulsado. El Liverpool sentenció en el segundo tiempo para imponerse por 1-2.

    Las semifinales les cruzaron con la sorprendente Roma, que llegaba tras eliminar al FC Barcelona con un 3-0 en el Olímpico. La eliminatoria deparaba un finalista de 'Champions' inesperado, y el guión no decepcionó. Los dobletes de un enorme Salah y Firmino y el tanto de Mané ponían en ventaja clara a los ingleses en el duelo de ida, pero los italianos recortaron distancias en los últimos diez minutos por mediación de Dzeko y Perotti (5-2).

    En la vuelta, en el Olímpico, estuvo a punto de saltar la sorpresa como ante los azulgranas. Después de que el Liverpool consiguiese irse al descanso por delante (1-2), Dzeko puso el empate en el 51 y Nainggolan, con un doblete culminado en el 93, estuvo a punto de mandar el partido a la prórroga.

    Ahora, el equipo más goleador en una edición de la Liga de Campeones, tratará de alzar su sexto título -tras los de las temporadas 1976-77, 1977-78, 1980-81, 1983-84 y 2004-05- ante el rival ante el que levantó su tercer entorchado.

    Para leer más