18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 14 de diciembre de 2008

    Eto'o pone fin a su sequía particular con el Real Madrid con el primer gol del encuentro

    BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El delantero camerunés del FC Barcelona, Samuel Eto'o, puso hoy fin a su sequía particular con el Real Madrid tras lograr el primer tanto del partido (2-0) en el 'clásico' de la decimoquinta jornada de Liga, porque no le marcaba al conjunto blanco desde noviembre de 2005.

    Eto'o tenía una cuenta pendiente con Iker Casillas y la acabó saldando. El ariete africano metió el primer tanto del partido ante los 'merengues' después de fallar un penalti cuando corría el minuto 70, pero a siete del final el jugador 'culé' sumó su octavo tanto en Liga ante el club que le crió como jugador (4 como mallorquinista y 4 en su actual equipo).

    El '9' azulgrana aprovechó un remate de Puyol, a la salida de un córner, para terminar empujándola a gol ante la oposición del canterano Palanca, que intentó sacar el balón en la misma línea de gol sin éxito. A 60 segundos del final, Guardiola decidió sustituirle por Hleb para que recibiese la ovación del Camp Nou.

    Y es que Eto'o no marcaba al Real Madrid desde noviembre de 2005, algo más de tres años sin perforar la meta de Iker Casillas. Bien es cierto que el africano se había perdido alguno de los 'clásicos' anteriores por lesión o sanción, como ocurrió la pasada campaña cuando no acudió al Santiago Bernabéu en el pasillo a los blancos por la conquista de la Liga 2007/08.

    Además de romper su racha negativa ante el equipo de la capital, Eto'o siguió fiel a su bagaje goleador para seguir siendo el 'pichichi' del campeonato con 15 goles en su haber. Un delantero que está en estado de gracia y que es capaz de hacer gol cada dos veces que remata a puerta (15/32).

    El que no pudo acabar con su sequía ante el conjunto azulgrana en el Camp Nou fue el capitán del Real Madrid, Raúl González, cuyo último gol en el feudo azulgrana fue el 13 de octubre de 1.999. Esta noche, el 'siete' se sacrificó como es habitual en él, pero apenas tuvo ocasiones para romper su mala racha ante el gran rival en la Ciudad Condal.