17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 14 de diciembre de 2008

    El FC Barcelona se lleva con justicia un 'clásico' muy trabado

    El FC Barcelona se lleva con justicia un 'clásico' muy trabado
    REUTERS

    BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El FC Barcelona se llevó la victoria (2-0) en un trabajado, duro y trabado 'clásico' en el que los azulgrana fueron superiores a los blancos, que sin embargo estuvieron muy bien organizados en defensa pero sucumbieron ante el empuje azulgrana, en un partido pasado por agua.

    La supuesta goleada no se produjo y el equipo de Pep Guardiola, que se encontró con muchos problemas ante el buen entramado defensivo de los de Juande Ramos, sacó una victoria con un decisivo gol de Samuel Eto'o, que minutos antes había fallado un penalti ante un gran Iker Casilla, cuando faltaban siete minutos. Leo Messi, mejor en la primera parte que en la segunda, sentenció en un contragolpe para dejar al gran rival a doce puntos, lo fundamental por encima del marcador.

    El Real Madrid, por su parte, sigue sin recuperarse de su mala racha liguera y sumó su tercera derrota consecutiva. Ordenado en defensa y frenando el 'motor' de Xavi, al actual campeón le faltó más ambición y acierto en las pocas ocasiones, aunque claras, de las que dispuso.

    Fue un partido eléctrico desde el inicio, con dominio azulgrana y juego agresivo de los jugadores del Real Madrid. Como avisó Guardiola, el Barcelona salió a por el partido y en los primeros minutos llegó en tres ocasiones a la meta de Casillas, dos de ellas con peligro en sendas acciones de Leo Messi, el mejor azulgrana.

    El FC Barcelona salió a morder de inicio pero su juego se fue apagando a medida que pasaban los minutos y el Real Madrid conseguía mantener su puerta a cero. Curiosamente, fue el intento de reacción del Real Madrid, con tres ocasiones en tres minutos, el que hizo despertar de nuevo a los azulgrana pero con falta de pegada arriba no consiguió batir a Casillas.

    El Real Madrid frenaba con continuas faltas el dominio local, donde hasta Touré Yaya se lo creía intentando intentó emular a Messi con un 'eslalon' desde el centro del campo hasta el área madridista, aunque su disparo se estrelló en Cannavaro. El dominio azulgrana fue absoluto, con una presión asfixiante y un control del balón total, y Abidal estuvo a punto de subir el primero al marcador pero, estando sólo ante Casillas, tardó demasiado en disparar y llegó Metzelder, providencial, en el corte.

    La primera ocasión visitante llegó en un contraataque, único tipo de ataque madridista, que salvó Valdés enviando a córner el disparo de Sneijder. Esta acción dio alas al conjunto blanco que tuvo el primero en las botas de Drenthe, que no supo aprovechar un uno contra uno a Valdés cuando el holandés estaba completamente solo y que podría haber cambiado el signo del choque.

    Pero el partido volvió a los cauces del inicio y el Barça volvió a encerrar a los blancos en su área y volvió a disponer de dos buenas ocasiones, sobre todo un disparo de Henry que salvó bien Casillas, muy metido en un 'clásico' que vio debutar al canterano madridista Palanca y que se cerró sin goles al descanso pese a tener diversas ocasiones para ambos equipos.

    EL BARCELONA CIERRA EL PARTIDO CON ESTRATEGIA Y EMPUJE

    En la reanudación, el Barcelona mordió primero, con un disparo potente Eto'o desde la esquina derecha del área de Casillas que éste despejó de puños, aunque el Real Madrid no se arrugó como al inicio del partido y estuvo bien a la contra y sólo el acierto de Puyol evitó un nuevo mano a mano con Valdés, esta vez por parte de Higuaín.

    El camerunés Eto'o sí que apareció en esta segunda parte --en la primera estuvo desaparecido-- para conectar una volea que salió ajustada por encima de la escuadra. No obstante, el gran orden defensivo del nuevo Real Madrid de Juande Ramos desquició a los delanteros azulgranas, que no encontraron la manera de abrir la lata 'merengue'. Y es que la estrategia de este equipo parece mucho más trabajada y ello se notó en la presión continua sobre el hombre de creación blaugrana, Xavi, que obligó a Puyol a sacar la pelota desde atrás.

    El Barça apretó a mitad del segundo tiempo y encerró al rival en su área. Fue en estos instantes en los que el Barça tuvo sus mejores ocasiones pero no supo concretar. Es más, Eto'o falló un claro penalti de Salgado a Busquets, ya que el disparo fue perfectamente despejado por Casillas. El portero madrileño estuvo a su nivel de antaño esta noche y mantuvo a su equipo en el partido, con grandes paradas de mucho mérito a disparos de Eto'o y Messi.

    El partido continuó con esta tónica de superioridad del FC Barcelona, que sin embargo se estrellaba una y otra vez contra los defensa visitante. La entrada de Sergio Busquets al campo permitió a los azulgrana mover con más rapidez el balón pero al llegar al área blanca esta fluidez se convertía en balones atrás.

    Con el partido entrando en su recta final, el Barça recurrió a otra de las cosas que le funciona bien este año, las jugadas a balón parado. Así, en un córner botado por Xavi, Samuel Eto'o consiguió marcar tras el remate inicial de Puyol en el segundo palo.

    El Real Madrid quedó tocado y sin recursos, y con el Camp Nou encendido, Messi puso la guinda al pastel con un golazo que cerró el partido. En un rápido contraataque, el argentino se quedó solo ante Casillas a pase de Henry y decidió levantar la pelota para ponerla en la red blanca pese al inútil esfuerzo de Cannavaro de cortar el balón.