24 de abril de 2019
29 de enero de 2010

Fútbol.- Cabañas sigue estable, pero grave y comienza a "tener movimiento"

MÉXICO DF, 29 Ene. (EP/Reuters) -

El internacional paraguayo Salvador Cabañas continuaba ayer en estado grave, pero estable, tras haber recibido un disparo en la cabeza en un bar de México, en lo que medios locales aseguran fue una disputa sobre su rendimiento en el América.

Cabañas, de 29 años, recibió el disparo en la madrugada del lunes aparentemente después de que su agresor le criticara por la falta de goles del América, dijeron diarios locales citando la declaración a las autoridades de un empleado que limpiaba el baño donde ocurrió el incidente.

El atacante apuntó a la cabeza de Cabañas y el futbolista lo desafió a apretar el gatillo, según la declaración. En esta temporada, el jugador paraguayo ha sido uno de los más destacados del club América, uno de los dos equipos más populares de México.

"El edema cerebral parece que empieza a bajar, sus signos son mejores, empieza a tener movimiento, y eso es muy bueno", dijo Ernesto Martínez, el médico que lo operó, en rueda de prensa la noche del jueves.

"Debemos de esperar porque no está fuera de peligro, sigue con todos los riesgos (...), claro que puede empeorar. No podemos despertarlo aún porque se inquieta mucho y no es momento, tenemos que seguirlo apoyando con una buena oxigenación y trabajando con su nutrición para que siga evolucionando", explicó Martínez.

La bala con que Cabañas fue herido no se le extrajo por considerar que podía ser más peligroso que dejarla alojada en el cráneo. "No sabemos cuánto tiempo va a seguir así. Si él llega a despertar no se va a acordar de nada, este evento no se registró", apuntó el médico.

Mientras tanto, la policía busca al hombre que apretó el gatillo, supuestamente un empresario que frecuenta el bar -popular entre celebridades mexicanas- después de haberlo identificado a él y a su guardaespaldas a través de las cámaras de seguridad. Las autoridades interrogaron a varios testigos, pero nadie ha sido detenido hasta el momento.

Por otra parte, la esposa del jugador dijo a la televisión paraguaya que su marido pareció reconocerla y le apretó la mano. "Le dije qué día era, qué hora. Le dije que todo el mundo reza por él. Le conté quiénes vinieron a visitarlo y él me apretaba la mano y trataba de abrir los ojos", dijo María Alonso al Canal 9.

"Es un milagro que esté vivo", aseguró la mujer y agregó que la hija de ambos, de 4 años, visitó a su padre en el sanatorio de la capital mexicana.

Cabañas inició su carrera en 1997 en los paraguayos 12 de octubre y Guaraní. En el 2001 pasó al Audax Italiano de Chile. Llegó a México en el 2003 para jugar con el club Jaguares de Chiapas, y desde el 2006 defiende los colores del América.

Aunque en el 2006 fue parte de la selección de Paraguay que disputó el Mundial de Alemania, Cabañas no jugó ningún partido. Fue en las eliminatorias para Sudáfrica donde brilló con la camiseta paraguaya en 14 de los 18 partidos de la carrera por un boleto a la Copa del Mundo.