24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 30 de enero de 2010

    Fútbol/Copa África.- (Previa) Egipto busca su tercer trono consecutivo ante una joven Ghana sin sus estrellas

    LUANDA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Egipto y Ghana se verán mañana las caras en la final de una Copa de África marcada por la retirada de Togo tras el atentado sufrido por estos en la previa de la competición, donde los egipcios buscarán su tercer 'trono' consecutivo ante una joven selección de Ghana que llega hasta el final sin poder contar con sus principales baluartes

    Los 'faraones', que llegan como principales favoritos tras sus resultados en la competición donde acumula cinco victorias consecutivas, intentarán mostrar su mayor veteranía en este tipo de partidos y llevarse así este trofeo que les llevaría a confirmarse como principal potencia africana.

    Una victoria egipcia podría llevar a la retirada de su capitán Ahmed Hassan, que podría convertirse en el primer jugador en ganar cuatro finales de la Copa de África, de las seis que ya han ganado los faraones (la de 1959 como República Árabe Unida).

    "Debemos regresar a casa con el trofeo, nosotros haremos nuestro mejor esfuerzo para lograr ese objetivo", aseguró Hassan que podrá contar con su compañero Emad Moteab que tuvo que ser sustituido en la semifinal por problemas en el muslo.

    Un título que no les llega ni les sirve para poder estar disputando el Mundial del próximo verano en Sudáfrica tras caer ante Argelia en el partido definitivo. Una derrota que 'calló' a todo el país y que sirvió de venganza en las semifinales de este torneo donde vencieron por 4-0 a los argelinos.

    Por su parte, los pupilos de Milovan Rajevac llegan al partido con la moral por las nubes tras la sorprendente clasificación para esta final 18 años después. "Es increíble. Somos un equipo joven y mucha gente no creía que llegaríamos hasta aquí", declaró el delantero Asamoah Gyan.

    Ghana llega a esta final a pesar de contar con sus dos principales figuras como son Sulley Muntari, del Inter de Milán, y Michael Essien, del Chelsea que cayó lesionado en la fase de grupos.

    Rajevac aseguró, por su parte, que lo más importante es el resultado. "Les dije a mis jugadores que íbamos a jugar para llegar a la final y no producir fútbol bonito, sólo importa el resultado", sentenció el preparador serbio.