25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 6 de abril de 2010

    Fútbol.- (Cor.)La defensa de Del Nido dice que ha habido "un frenesí acusatorio" y alega prescripción de varios delitos

    ((La siguiente información sustituye a la anterior sobre el mismo tema por error en el segundo párrafo. Disculpen las molestias))

    MÁLAGA, 6 (EUROPA PRESS)

    El abogado defensor del letrado y presidente del Sevilla, José María del Nido, aseguró hoy que en el caso 'Minutas' ha habido "una especie de frenesí acusatorio" y alegó la prescripción de varios de los delitos que se le imputan al máximo dirigente del club sevillista.

    Además, advirtió del riesgo de que se produzcan resoluciones contradictorias si se da una condena respecto de varias sentencias del Tribunal de Cuentas, que concluyen que no se ha demostrado daño real en los fondos públicos por determinadas minutas de Del Nido.

    La Sección Tercera de la Audiencia de Málaga acogió hoy la primera sesión del juicio por el caso 'Minutas', en el que, aparte de Del Nido, que dada su condición de abogado, se sentó junto a su letrado y no en el banquillo, se juzga al ex alcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz.

    También se juzga al ex asesor de Urbanismo marbellí Juan Antonio Roca y a otras 14 personas, por las presuntas irregularidades en los encargos profesionales hechos por el Ayuntamiento al letrado. Uno de los acusados fue excusado para ausentarse de la Sala.

    La mayoría de los defensores coincidieron con el abogado de Del Nido, Pedro Apalategui, en que se ha lesionado el derecho de defensa y a estar informado, con "acusaciones sorpresivas".

    Ello, consideraron, puede dar lugar a nulidades, alegando hoy en el trámite de cuestiones previas que los delitos de los que acusa el fiscal y el Ayuntamiento marbellí, como acusación particular, a los acusados no fueron objeto de instrucción y los procesados no fueron interrogados por esos hechos.

    Apalategui pidió a la Sala que se pronuncie con antelación sobre "la idoneidad o no" de seguir el juicio por delitos distintos al de malversación, prevaricación y fraude, que son los contemplados en la querella inicial de la Fiscalía Anticorrupción.

    En esta línea, entendió prescritos varios delitos, algo en lo que también coincidieron el resto de defensas; detallando en concreto el delito societario, el de falsedad y el de deslealtad profesional.

    TRIBUNAL DE CUENTAS.

    Respecto a las sentencias del Tribunal de Cuentas, el letrado del presidente del Sevilla partió de la separación entre la jurisdicción contable y la penal.

    Por ello, defendió la "independencia y la compatibilidad de ambas", aunque planteó a la Sala "hasta qué punto estas sentencias pueden tener incidencia" en el ámbito penal y en concreto sobre el principio de seguridad jurídica y el derecho a la tutela judicial efectiva.

    Apalategui señaló que "prácticamente la totalidad de los hechos" que son objeto de este juicio "han sido objeto de estudio y de resoluciones por parte de la jurisdicción contable" y consideró que "no puede ser admisible que para un órgano jurisdiccional unos hechos existan y para otro órgano esos mismos hechos no existan".

    "Cuando el contenido del reproche es exactamente el mismo en una jurisdicción y en otra, la posibilidad de que se den resoluciones contradictorias empieza a producir un ruido desagradable", apuntó el letrado, quien añadió que "sería realmente extraño poder digerir jurídicamente que esos hechos fueran merecedores de reproche para un orden jurisdiccional y para otro no los fuere".

    Como otra cuestión previa, este mismo letrado alegó la naturaleza prospectiva de la causa, cuya incoación "desborda los límites personales, materiales y temporales" y con pruebas que son "todo lo que se quiera menos concretables", al precisar el letrado que "se abarca toda la vida profesional durante un tiempo aproximado de cuatro o cinco años sin un solo margen indiciario de concreción".