7 de junio de 2020
11 de diciembre de 2008

Fútbol.- Francisco Padrón y Vicente Bernardo declaran como imputados por las posibles irregularidades en la Federación

Tebas: "Se intenta explicar lo inexplicable: gastos millonarios en campañas publicitarias en una tele local que es del hijo de Padrón"

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Francisco Padrón García, hijo del vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol, Juan Padrón, y propietario de la cadena local de Tenerife Canal 7 del Atlántico y de la empresa Amanecer Latino S.L.; y Vicente Bernardo Vico, consejero delegado de Estudio 2000, distribuidor oficial de la marca Puma en España, comparecieron esta mañana ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid para declarar en el marco de las diligencias previas relativas a las irregularidades detectadas en la RFEF.

Amanecer Latino facturó de 1998 a 2003 más de 150 millones de pesetas a Estudio 2000 como proveedor oficial de material (Puma) y por la presentación de servicios publicitarios, pero, según la denuncia, los contratos estaban inflados para favorecer a Francisco Padrón y Juan Padrón y las contraprestaciones no se produjeron.

En el marco de esta investigación, en la que Juan Padrón y José María Castillón Casasnovas, vicepresidente y administrador general federativos, declararon el martes como imputados por delitos de malversación de fondos públicos, administración desleal y apropiación indebida, Francisco Padrón y Vicente Bernardo serían presuntos cómplices de una administración desleal en la RFEF y se les podría acusar igualmente de malversación de fondos públicos.

Ambos declararon hoy ante el juez y eludieron después realizar manifestaciones a los medios, aunque se mostraron tranquilos y más claros que hace un par de días Padrón y Castillón. "Sus respuestas han sido menos evasivas, evidentemente, porque no son las personas que ingresaron el dinero en efectivo en sus cuentas", explicó Javier Tebas, abogado de la acusación particular.

El tribunal requirió a Amanecer Latino, que remitiera los movimientos bancarios de los ejercicios 1998-2003, la factura emitida a Estudio 2000, que justifica un ingreso de 62 millones de pesetas, y a Canal 7 del Atlántico sus libros contables y movimientos de cuentas, aunque la documentación llegó hoy mismo y la acusación apenas tuvo oportunidad de estudiarla.

"Habrá que ver la documentación que ha llegado y pediremos la que no ha llegado porque para nosotros era clave", explicó a Europa Press Javier Tebas, quien, por el momento, no cree que haya nuevas declaraciones, aunque piensa que todavía queda tiempo para que se produzca una resolución.

La acusación se refiere a una campaña publicitara "millonaria" emitida por Canal 7 del Atlántico, "gastos millonarios, en publicidad muy local, que, curiosamente, pertenece al hijo de don Juan Padrón y, curiosamente, realizada por Estudio 2000, que es la compañía que suministró las prendas a la RFEF", destaca Tebas.

"Se intenta explicar lo inexplicable. Unas campañas de publicidad en una televisión local a importes millonarios. Si una compañía como Estudio 2000 (Puma) gasta ese dinero en una televisión local no sé lo que tendría que gastar en publicidad nacional", añade el abogado.

"TRATAMOS DE ACREDITAR LA EXISTENCIA DE COMISIONES IRREGULARES".

Así, el objetivo de la acusación es acreditar que ese dinero se pagó irregularmente y llegó a las cuentas de Juan Padrón. "Para acreditar que hay comisiones irregulares no sólo hay que acreditar el sobreprecio, sino también un aumento del patrimonio de las cuentas de los posibles acusados, y en el caso de Padrón y Castillón sus cuentas en ese periodo tienen unas importantísimas cantidades ingresadas en efectivo y se está buscando el nexo causal entre esos ingresos y el contrato de publicidad con la televisión del hijo de Padrón", añadió Tebas a Europa Press.

La acusación no tiene la "menor duda" de que ese dinero "proviene de ahí". "Creo que lo tenemos bastante acreditado y vamos a seguir trabajando en ello. Pediremos más documentación porque, curiosamente, la de los años claves no aparece, insistiremos a ver si nos quitamos la curiosidad de encima", recalcó.

"Se hizo una campaña millonaria, en una televisión pequeñísima y en la época que se hacen los contratos de Puma con Estudio 2000 y coincide con el ingreso en efectivo de esas cantidades, que superan los 40 millones de pesetas, en las cuentas de Juan Padrón, y hace tiempo que no creo en casualidades", sentenció Javier Tebas a su salida de los juzgados.