26 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Fútbol.- John Terry (Chelsea) podría tener que pasar por el quirófano para solucionar sus problemas de espalda

Mourinho: "Lo previsible es adquirir a defensa en el mercado, pero no sabemos quién"

LONDRES, 27 Dic. (EP/AP) -

El técnico del Chelsa, José Mourinho, reconoce los problemas defensivos que está teniendo su equipo debido a las lesiones del portero Petr Cech, baja desde octubre tras recibir un fuerte golpe en el cráneo por parte de un jugador del Reading, y su capitán, John Terry, que podría verse obligado a pasar por el quirófano debido a sus recurrentes problemas en la espalda.

El Chelsea, segundo en la 'Premier League', a cuatro puntos del Manchester, echa de menos a su portero titular y John Terry se ha perdido las cuatro últimas jornadas, por lo que su técnico cree que los jugadores deben marcar más goles para compensar los fallos en defensa.

La ausencia de Terry es la que más se ha sentido. Sin su presencia, el club de Londres ha endosado seis goles en contra. El sábado, un tanto postrero de Arjen Robben les permitió vencer 3-2 al Wigan, pero ayer debieron contentarse con un empate 2-2 con el Reading debido a un autogol de Michael Essien a cinco minutos del final.

El Chelsea tampoco ha contado con Joe Cole, que, desde la pretempora, arrastra una dolencia en la rodilla y acaba de lesionarse el pie. El checo Cech podría reaparecer el mes que viene, pero es casi seguro que Terry y Cole deberán pasar por el quirófano.

"Perder a Petr y John al mismo tiempo es un problema muy difícil de resolver, especialmente en un equipo sin más defensores centrales", declaró Mourinho. "Vendimos a William Gallas y Robert Huth en el verano. No tenemos gente para tapar el agujero, así que estamos pasando por dificultades", reconoció.

"Lo normal para el Chelsea es que no le hagan goles en tres partidos, pero ahora llevamos tres consecutivos con seis goles. Así que para poder ganar los partidos tenemos que marcar tres veces. A veces se puede hacer, a veces no", agregó.

En el partido contra Reading, Mourinho alineó a Ricardo Carvalho con el lateral derecho Paulo Ferreira en el eje de la zaga, descartando a Khalid Boulahrouz, reemplazante de Terry en los anteriores tres partidos. "Lo previsible es adquirir a defensa en el mercado, pero con la situación de Terry, que parece ser más grave, no sabemos quién", dijo Mourinho.

Con la baja de Cole, el holandés Robben pasó a jugar como carrilero, pero se lesionó en un entrenamiento y se perderá el partido del sábado contra Fulham.