28 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

Fútbol/Racismo.- Lissavetzky dice que los actos racistas en los campos deben ser castigados con la mayor sanción

PALMA DE MALLORCA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, afirmó hoy en Palma que las administraciones no pueden "cerrar los ojos" ante los actos de xenofobia ocurridos en los campos de fútbol y expresó su confianza en que este tipo de sucesos sean penalizados con la mayor sanción posible.

Lissavetzky, quien se desplazó hasta la capital balear para impartir una conferencia sobre dopaje en la UIB, se refirió así a los incidentes racistas acontecidos el pasado sábado en el estadio de la Romareda, donde aficionados del equipo local profirieron insultos contra el delantero camerunés del equipo catalán, Samuel Eto'o.

El responsable de la política deportiva del Gobierno, quien mañana se reunirá con representantes de la Comisión Nacional Antiviolencia para analizar lo sucedido, apostó por mejorar la videovigilancia de los campos de Primera División para facilitar la detección de los hinchas que comenten este tipo de faltas.

"No podemos mirar hacia otra parte y decir que son unos pocos", subrayó el Secretario de Estado, quien destacó que, el deporte debe actuar como un factor de integración y "jamás" como elemento de separación, además de apuntar la necesidad de coordinar la actuación de las diferentes entidades implicadas en el mundo del fútbol para atajar estos brotes xenófobos.

Sobre el protocolo contra el racismo firmado en marzo de 2005 por Consejo Superior de Deportes, Federación Española de Fútbol y Liga de Fútbol Profesional, señaló que se trata de una "hoja de ruta" que permitirá avanzar en la solución de esta problemática, aunque reconoció que los efectos no se notarán "de la noche al día".

Lissavetzky también se reunirá hoy con miembros de las diferentes federaciones deportivas de las islas, además de entrevistarse con el rector de la UIB, Avel·lí Blasco, para tratar sobre los proyectos deportivos de la universidad balear. Asimismo, visitará el Centro de Alta Tecnificación Deportiva Príncipes de España que, según detalló, contará con una inversión estatal de 400.000 euros en 2006.

El representante del Gobierno declinó pronunciarse sobre las negociaciones entre el RCD Mallorca y el ayuntamiento de Palma para retirar las pistas de atletismo del Estadio de Son Moix, que fueron financiadas por la Secretaría de Estado para el Deporte, alegando que no tenía conocimiento del caso. Sin embargo, "a título personal" se mostró partidario de mantener estas infraestructuras en los estadios de fútbol.

LEY ANTIDOPAJE

Por otra parte, Lissavetzky manifestó que el Proyecto de Ley para la Protección de la Salud y contra el Dopaje en el Deporte, que será aprobado en el Consejo de Ministros durante el mes de marzo, permitirá a las instituciones aplicar "tolerancia cero" contra esta práctica, que calificó de "lacra social".

La iniciativa legislativa del Gobierno incluye la modificación del Código Penal, la Ley de Seguridad Ciudadana, la Ley del Contencioso Administrativo y la Ley del Deporte, cambios gracias a los cuales se podrá sancionar con mayor rapidez a las personas del entorno de los deportistas implicadas en el tráfico de anabolizantes y otras sustancias dopantes.