8 de marzo de 2021
23 de enero de 2008

El Getafe se lleva la primera parte de los cuartos ante un Mallorca inédito

GETAFE (MADRID), 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Getafe se impuso al Mallorca (1-0) en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado hoy en el Coliseum Alfonso Pérez, donde los locales fueron muy superiores a su rival, que, con muchos cambios en el once, apenas creó problemas al equipo azulón, justo vencedor del encuentro.

Comenzó el partido con un Getafe más convencido que el Mallorca, buscando controlar el balón frente a un equipo que apenas inquietó la meta rival en la primera mitad. Durante los primeros compases, el juego estuvo muy repartido y sin ocasiones de importancia para ambos conjuntos. Sin embargo, con el paso de los minutos los de Michael Laudrup fueron soltándose y se hicieron dueños del encuentro.

Los locales, apoyados en su banda izquierda, por donde se movieron con mucho peligro Licht y Gavilán, comenzaron a disfrutar de las mejores oportunidades, basándose en un ritmo muy rápido que les permitía llegar al área bermellona con velocidad. Sin embargo, a los azulones les faltó una referencia en ataque y las buenas internadas de sus jugadores de banda terminaban siempre en fáciles despejes de los centrales mallorquines o en saque de esquina.

Así ocurrió en el minuto 17, cuando el ex del Valencia Gavilán alcanzó línea de fondo para ceder atrás a un Braulio que no llegó a rematar. Minutos después, un saque de esquina botado por Albín fue rematado fuera por Granero, muy voluntarioso durante la primera parte.

El Mallorca, aunque lo intentaba al contragolpe, no podía deshacerse del vendaval local, que mereció irse al descanso con ventaja en el marcador. A punto estuvo de llegar, con una buena jugada de Albín que terminó en un lanzamiento desviado.

Tras el descanso, el Getafe salió a por todas, consciente de que visto lo ocurrido en los primeros 45 minutos podía llevarse el partido. Braulio tuvo el 1-0 a los tres minutos de la reanudación en un mano a mano con Lux, pero marró la oportunidad de abrir la ventaja de los suyos.

El ansiado gol llegó unos minutos después en una jugada a balón parado. Gavilán puso un buen centro a pierna cambiada y De la Red remató el balón en el segundo palo, con la fortuna de que Pereyra, en su intento de despeje, introdujo la pelota en su portería.

GÜIZA E IBAGAZA REVITALIZAN A LOS ISLEÑOS

Manzano decidió entonces dar entrada a dos de sus jugadores habituales, Güiza e Ibagaza, para intentar cambiar el signo del partido. Mejoró el conjunto balear, con más fluidez en el centro del campo, pero el Getafe siguió igual y mantuvo el control en los minutos que el Mallorca parecía poder igualar la actuación getafense.

Así, los visitantes fueron incapaces de poner en peligro a un Ustari casi inédito y las ocasiones las volvió a poner el equipo azulón, muy superior en el día de hoy en todas las facetas. Belenguer, Gavilán y Pablo Hernández pudieron sentenciar, pero fallaron sus ocasiones.

El partido se fue consumiendo con el mismo guión, con los locales dominando y llegando más que su rival, que lo intentó en los últimos minutos con algunas ocasiones, la más importante en el 78 -primera entre los tres palos-, de Güiza, muy voluntarioso desde que apareció en el campo pero sin suerte. Aunque el partido se volvió de ida y vuelta en los últimos minutos, con algunas ocasiones de peligro para los dos, el Getafe se llevó sin problemas el primer acto de la eliminatoria.

La semana próxima se decidirá una eliminatoria que pudo dejar cerrada hoy el Getafe. Sin embargo las imprecisiones de sus delanteros lo impidieron. Así, el Mallorca, pese a verse muy superado en el día de hoy, mantiene todas sus opciones de cara a las semifinales del torneo copero.