13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    El Granada de Diego Martínez vuelve a la élite apoyado en su seriedad defensiva

    El Granada de Diego Martínez vuelve a la élite apoyado en su seriedad defensiva
    LALIGA

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El Granada CF ha sellado de forma matemática su regreso a LaLiga Santander dos años después, gracias al empate de este martes frente al Mallorca en la 41ª jornada de LaLiga 1/2/3, y asegurándose así el último de los dos billetes de ascenso directo que quedaba por repartir.

    A falta de una jornada para acabar la temporada regular en Segunda División, el conjunto nazarí ha amarrado ese premio y acompañará al CA Osasuna en el viaje hacia Primera. Ambos clubes, curiosamente, descendieron a la categoría de plata en abril de 2017 y volverán de la mano a la élite 25 meses más tarde.

    Los pupilos dirigidos por Diego Martínez -gran artífice del éxito- aventajan en cinco puntos al Málaga, verdugo este martes del Albacete -también a la misma distancia- y quien ha provocado la celebración de los nazaríes pese a su derrota en Palma de Mallorca.

    El cuadro granadino ha cimentado su ascenso en los goles de Antonio Puertas (11), pero también la aparición coral de sus jugadores más ofensivos. El venezolano Adrián Ramos -ya fichado en su anterior etapa en Primera- alcanzó la media docena de tantos y hasta cinco futbolistas lograron al menos cuatro goles.

    Es el caso de Fede Vico, Rodri, Ángel Montoro, Álvaro Vadillo o Alejandro Pozo, apoyado por la seriedad de jugadores como Víctor Díaz, que vuelve a ascender después de hacerlo con el Leganés hace hoy justo tres años. En la misma situación está el centrocampista Alberto Martín.

    Sin embargo, el principal éxito de los andaluces ha sido su gran capacidad defensiva. El Granada ha encajado 27 goles siendo el equipo menos goleado de la categoría. Al buen hacer de su defensa se han sumado las intervenciones del portugués Rui Silva. El portero luso ha jugado absolutamente todos los minutos del campeonato.

    Para su técnico, Diego Martínez, no es el primer éxito en su carrera, pero sí el más importante como máximo responsable de una plantilla profesional. Fue campeón de Copa dirigiendo al Juvenil División de Honor del Sevilla (2012) y formó parte del cuerpo técnico del club hispalense conquistando una Liga Europa.

    Además, tras hacerse cargo del filial sevillista logró el ascenso a Segunda División (2014) antes de conseguir una sólida permanencia en la categoría de bronce. Tras una temporada sin resultados en Osasuna, Martínez ha liderado con maestría el regreso del Granada a la máxima categoría del fútbol nacional en su primer intento.

    El Granada siempre estuvo en la pomada pese a comenzar la temporada con dos empates y dos derrotas en las siete primeras jornadas, sin embargo, los meses de octubre y diciembre levantaron el vuelo justo antes de que llegasen los refuerzos de invierno: Bernardo, Azeez y Dani Ojeda.

    El aire fresco acabó llegando en un gran final de febrero y un marzo casi impecable que terminó de configurar las opciones granadinistas de volver a Primera. Desde el 12 de abril no pierde un partido y como local hay que remontarse al mes de febrero. Borrones que no empeñaron la sensacional campaña de los rojiblancos.

    Para leer más