14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    El Liverpool confirma el traspaso de Álvaro Arbeloa al Real Madrid

    MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Liverpool y el Real Madrid cerraron este miércoles el traspaso del defensa salmantino Álvaro Arbeloa, a la espera de que supere el pertinente reconocimiento médico, y rubrique su contrato con la entidad madridista.

    Arbeloa, que regresa al club en el que se formó, tras su paso por el Deportivo de La Coruña y Anfield, se unirá a la lista de refuerzos de la revolución del Real Madrid para la próxima temporada, tras la llegada de Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Albiol, Granero, Garay (que ya estaba fichado de la temporada pasada) o la vuelta de Negredo.

    El defensa, nacido en Salamanca el 17 de enero de 1983, comenzó su carrera en las categorías inferiores del Real Zaragoza, donde estuvo hasta la temporada 2001/2002, cuando pasó a los juveniles del Real Madrid. Fue escalando peldaños y llegó a debutar con el primer equipo en 2004 ante el Betis, pero sólo disputó otro encuentro más hasta que en verano de 2006, dejó la casa blanca para fichar por el Deportivo de La Coruña, con el que jugó 21 partidos.

    Apenas seis meses después, en enero de 2007, el Liverpool llamó a su puerta y no se pensó su marcha a la 'Premier League', en la que se estrenó el 10 de febrero contra el Newcastle United y once días después debutó en la 'Champions League' en el Camp Nou, con victoria por 1-2 ante el FC Barcelona.

    En la competición europea fue suplente en la final perdida ante el AC Milan, y terminó esa primera campaña con 14 partidos jugados y un gol, para un total de 98 encuentros y dos tantos en sus dos campañas y media con los 'reds'.

    Con la selección, recibió su primera convocatoria en febrero de 2008, pero se perdió el partido por lesión, por lo que su debut llegó el 26 de marzo de 2008 en un amistoso ante Italia. En total jugó ocho encuentros, participando en la pasada Eurocopa y en la Copa de las Confederaciones.

    El zaguero, que puede jugar en ambos laterales, refuerza una zona que era clave para el equipo blanco, que ahora centrará sus miras en Xabi Alonso, que podría ser el último fichaje, y siempre pensando en la imperiosa necesidad de aligerar su platilla.